Tag Archive | "reflexion biblica"

Es hora de pensar en Dios

Tags: , , , , , ,


En el salmo 42:6 el salmista no esconde sus sentimientos, allí dice: “Me siento muy angustiado”. Otras versiones dicen: “me siento muy desanimado, mi alma está abatida en mí.”
Pero me encanta cómo sigue: “Por eso pienso tanto en ti” Otra versión dice: “Me acordaré, por tanto, de ti”.
En medio de angustia, si atraviesas una depresión que te desanima en gran manera, es tiempo de hacer lo que hacía el salmista: Pensar en Dios y acordarse de Él.
“¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos! Isaías 26:3 (NTV)
Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.” Salmos 55:22 (NVI)

“Porque él no desprecia ni tiene en poco el sufrimiento del pobre; no esconde de él su rostro, sino que lo escucha cuando a él clama.” Salmos 22:24 (NVI)

Recuerda que Jesús nos dijo: “Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?” Mateo 6:25 (Nueva Traducción Viviente)

“…Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos.” Mateo 28:20 (NTV)
Y para finalizar, te animo a que levantes tu vista al cielo y pienses en tu Dios que NUNCA te abandona. Y que puedas decir:
“¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡mi Salvador y mi Dios!” Salmos 42:11 (NTV)

Qué hacer cuando debes esperar en Dios

Tags: , , , , , ,


Hoy simplemente te animo a que hagas lo siguiente: “Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor! Salmos 27:14 (Nueva Versión Internacional)

Esperamos confiados en el Señor; él es nuestro socorro y nuestro escudo.” Salmos 33:20 (NVI)

Recuerda que los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.” Isaías 40:31 (NVI)

“Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá.” Habacuc 2:3 (NVI)

Así que, “mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Hebreos 10:23 (NVI)

“Pues, si somos fieles hasta el fin, confiando en Dios con la misma firmeza que teníamos al principio, cuando creímos en él, entonces tendremos parte en todo lo que le pertenece a Cristo.” Hebreos 3:14 (NTV)

Que hoy puedas decir como el salmista: “Espero al Señor, lo espero con toda el alma; en su palabra he puesto mi esperanza.” Salmos 130:5 (NVI)

Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi esperanza. Salmos 62:5 (NVI)

“En aquel día se dirá: «¡Sí, éste es nuestro Dios; en él confiamos, y él nos salvó! ¡Éste es el Señor, en él hemos confiado; regocijémonos y alegrémonos en su salvación!»” Isaías 25:9 (NVI)

No te olvides del Señor tu Dios

Tags: , , , ,


Así como el pueblo de Israel, nosotros pasamos por épocas de abundancia pero también de escasez. El problema cuando parece que todo nos va bien es que nos olvidamos de nuestro Dios, por eso dice Su Palabra:
“Pero ten cuidado de no olvidar al Señor tu Dios. No dejes de cumplir sus mandamientos, normas y preceptos que yo te mando hoy. Y cuando hayas comido y te hayas saciado, cuando hayas edificado casas cómodas y las habites, cuando se hayan multiplicado tus ganados y tus rebaños, y hayan aumentado tu plata y tu oro y sean abundantes tus riquezas, no te vuelvas orgulloso ni olvides al Señor tu Dios, quien te sacó de Egipto, la tierra donde viviste como esclavo.” Deuteronomio 8:11-14 (NVI)

Si te va bien o te va mal, ¿cómo estás con respecto a tu relación con Dios?
Así que levántate y esfuérzate por mejorar las cosas que aún haces bien, pero que estás a punto de no seguir haciendo, pues he visto que no obedeces a mi Dios.” Apocalipsis 3.2 (TLA)

Le pido a Dios que no vaya a decir de ti como le dijo a una de las iglesias nombradas en Apocalipsis: “Estoy enterado de todo lo que haces, y sé que no me obedeces del todo, sino sólo un poco. ¡Sería mejor que me obedecieras completamente, o que de plano no me obedecieras! Pero como sólo me obedeces un poco, te rechazaré por completo. Hay algo que no me gusta de ti, y es que ya no me amas tanto como me amabas cuando te hiciste cristiano. Apocalipsis 3:15-16, 2:4 (TLA)

Dios sabe que nuestra tendencia como seres humanos es olvidar las grandes cosas que Él ha hecho con y por nosotros, por eso nos dice así: “¡Tengan cuidado! Presten atención y no olviden las cosas que han visto sus ojos, ni las aparten de su corazón mientras vivan. Cuéntenselas a sus hijos y a sus nietos.” Deuteronomio 4:9 (NVI)

“¡Cuidado, hermanos! No piensen en lo malo ni dejen de confiar, para que no se aparten del Dios que vive para siempre. Al contrario, mientras aún queda tiempo, cada uno debe animar al otro a seguir confiando. Así nadie pensará que al pecar hace el bien, ni dejará de obedecer a Dios.” Hebreos 3:12-13 (TLA)

Que hoy puedas decir como el salmista: “Si te hubiéramos olvidado, o hubiéramos adorado a dioses de otros pueblos, tú te habrías dado cuenta, pues sabes lo que pensamos.” Salmos 44:20-21 (TLA)
Pero si reconocemos ante Dios que hemos pecado, podemos confiar siempre en que él, que es justo, nos perdonará y nos limpiará de toda maldad.1 Juan 1:9 (TLA)

Cuando no entendemos el por qué…

Tags: , , , , , , ,


esperanzaQuiero decirte algo… charlando con un amigo, me conto que había estando estudiando mucho para un examen final y cuando llego el momento de rendir no aprobó, estaba enojado, desilusionado, y frustrado, no entendía por qué si había estudiado tanto! Al presentarse la segunda vez para rendir el examen, el mismo profesor que le tomo, le dio trabajo en ese preciso momento!

Con esto quiero resaltar que hay cosas que en un principio parece que no tienen sentido y nos hacen sentir deprimidos y enojados pero solo es cuestión de tiempo para que Dios nos muestre su perfecta voluntad.

Esto mismo fue lo que le sucedió a José, hijo de Jacob.
El fue expulsado de su familia por sus hermanos, fue vendido como esclavo, acusado injustamente de abuso, puesto en la cárcel a pesar de su inocencia e intachable conducta… y justo cuando parece que ya nada puede salir bien, termina siendo el segundo en autoridad después de faraón en Egipto.
Su historia es muy interesante! puedes leerla en los capítulos 37 al 41 de Génesis.

“Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada”.
Santiago 1:1-4 (Nueva Traducción Viviente)

“Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado”. Romanos 5.2-5

“Por lo tanto, no desechen la firme confianza que tienen en el Señor. ¡Tengan presente la gran recompensa que les traerá! Perseverar con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo lo que él ha prometido”.
Hebreos 10:35-36

Engrandece a Dios en tu vida

Tags: , , , , , , , ,


13414187_312705122393852_87850099_nHace muy poquito terminé de corregir y editar el libro del pastor Jorge Lozano “Engrandeced a nuestro Dios”, y hay algo que me gustaría compartir contigo:

“Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios.” Deuteronomio 32:3

Engrandeced a Jehová conmigo, y exaltemos a una su nombre.” Salmo 34: 3

Tanto Moisés como David nos dan el mismo consejo, permite que Dios crezca en tu corazón cada día más y más. De esa manera, mientras más grande sea el Señor en tu corazón, más fácil será enfrentarte a las batallas que surgen cada día.

El propósito más grande de Dios al crearnos fue que le conozcamos en una forma real e íntima. Dios no está lejos, solo está a una oración de distancia.

Él no es un Dios que se hace rogar, sino que tan pronto como tú clamas a Él, Él te responde, pues Él lo prometió: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3

Me gustó mucho la sección donde se habla de aquellos dioses creados por los hombres: “tienen pies, mas no andan.”

Si ni ellos mismos se pueden trasladar, mucho menos nos podrán llevar a nosotros. Cada uno de estos dioses tiene su propio día cuando se les festeja y sus seguidores los tienen que visitar y cargar para sacarlos a que den una vuelta por el pueblo o la ciudad. Qué horrible tener un dios que tú tienes que cargar, pero qué glorioso es tener un Dios que te carga a ti.

“¿por qué te quejas? ¿Por qué crees que Dios no se preocupa por ti? Tú debes saber que Dios no se cansa como nosotros; debes saber que su inteligencia es más de lo que imaginamos. Y debes saber que su poder ha creado todo lo que existe. Dios les da nuevas fuerzas a los débiles y cansados. Los jóvenes se cansan por más fuertes que sean, pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.” Isaías 40:27-31 (TLA)

Decide hoy mismo engrandecer a Dios en tu corazón y verás cómo los problemas y situaciones difíciles se hacen más pequeños ante Él. Dios es más grande que tu situación, Él es más poderoso que cualquier problema que a ti te parezca gigante.

Decide alabarlo por SU grandeza y por quién es Él:

“Dios mío,
¡levántame, dame ánimo!
Yo soy muy pobre y humilde,
pero te alabaré con mis canciones,
¡te pondré en alto con mi alabanza!
Eso te será más agradable
que recibir muchas ofrendas.
Cuando vean esto
los pobres que te buscan,
se pondrán muy alegres,
y recobrarán el ánimo.
Tú, Dios mío,
atiendes a los pobres;
¡no te olvidas de tu pueblo
que se encuentra cautivo!” Salmos 69:29-33 (TLA)

La historia de amor entre Dios y el hombre

Tags: , , , , , ,


745e555267e56668ccfd70864fdffec5Hace poco estuve participando en un encuentro regional de universitarios cristianos, y hablando de la Biblia, me llamó mucho la atención cómo la autora Sally Lloyd-Jones, en la introducción de su libro “The Jesus Storybook Bible” (Biblia para niños, Historias de Jesús, Vida, 2008), explica lo que NO ES la Biblia justo antes de explicar de qué se trata este maravilloso libro.

Ella escribe: “Algunas personas piensan que la Biblia es un libro de reglas, que te dice lo que debes y no debes hacer. La Biblia ciertamente tiene algunas reglas, las cuales te muestran cómo la vida funciona mejor. Pero la Biblia no se trata de ti ni de lo que deberías estar haciendo. Se trata de Dios y lo que Él ha hecho.

Otras personas piensan que la Biblia es un libro de héroes, mostrándote la gente a la que debes imitar. La Biblia sí tiene algunos héroes, pero (como pronto descubrirás) la mayoría de las personas en la Biblia no son héroes en absoluto. Algunos cometen grandes errores (a veces a propósito), se asustan y hasta huyen. A veces son francamente malos.

No, la Biblia no es un libro de reglas ni tampoco un libro de héroes. La Biblia es sobre todo una historia. Es una historia de aventuras sobre un joven héroe que viene de un país lejano para recuperar Su tesoro perdido. Es una historia de amor de un príncipe valiente que sale de Su palacio, dejando Su trono y Su Reino, para rescatar a los que ama. ¡Es como el más maravilloso de los cuentos de hadas, solo que este se ha hecho verdad en la vida real!”

A medida que avanzas en tu vida cristiana verás muchas cosas, oirás gente que hable de Dios y sus creencias, pero existe solo una cosa que te guardará de los errores: la Palabra de Dios.

Hoy me gustaría recordarte lo que le dijo Pablo a Timoteo: “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;  y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,  a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Hoy se da mucho lugar a la capacitación intelectual del conocimiento de las Escrituras, pero conocer solo no alcanza, es necesario VIVIR la Palabra.

La Palabra nos enseña que “el Verbo fue hecho carne” (Juan 1:1). Eso nos dice que Dios ha querido revelarse y darse a conocer.

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

La Palabra nos enseña que Dios se relaciona con nosotros, que desea reinar en nuestras vidas, y estudiarla puede “hacernos sabios para la salvación” y equiparnos para hacer la obra de Dios.

No dejes que alguien más prepare la comida por ti, ya que llegará procesada y refinada, con muy pocos nutrientes. Anímate a tomar tu Biblia, orar para que Dios te hable y leerla por tus propios medios.

Solo así podrás decir como el salmista:

¡Tus enseñanzas son maravillosas!
¡Por eso las sigo fielmente!
Cuando un maestro las explica,
hasta la gente sencilla las entiende.
Deseo conocer tus mandamientos;
¡me muero por entenderlos!” Salmos 119:129-133

No hay nadie como tu Dios para ayudar al débil y liberarlo del poderoso

Tags: , , , ,


DiosdapoderalosindefensosDice la Biblia que cuando Asa fue puesto como rey en Judá, hizo lo que era bueno y agradable ante el SEÑOR su Dios. Se deshizo de los altares y santuarios paganos, destrozó las piedras sagradas, y derribó las imágenes de la diosa Aserá. Además, ordenó a los habitantes de Judá que acudieran al SEÑOR, Dios de sus antepasados, y que obedecieran su ley y sus mandamientos.” 2 Crónicas 14:1-4 (NVI)

En una ocasión “Zera el cusita marchó contra ellos al frente de un ejército de un millón de soldados y trescientos carros de guerra.” Asa contaba sólo con trescientos mil hombres armados, pero “le salió al encuentro en el valle de Sefata”, y “allí Asá invocó al SEÑOR su Dios y le dijo: «SEÑOR, sólo tú puedes ayudar al débil y al poderoso. ¡Ayúdanos, SEÑOR y Dios nuestro, porque en ti confiamos, y en tu nombre hemos venido contra esta multitud! ¡Tú, SEÑOR, eres nuestro Dios! ¡No permitas que ningún mortal se alce contra ti!» 2 Crónicas 14:10-11 (NVI)

Si hoy sientes que la vida se viene contra ti como un gran ejército de millones, es hora de invocar el nombre de Dios como lo hizo el rey de Judá: “SEÑOR, no hay nadie más que tú para ayudar en la batalla entre el poderoso y los que no tienen fuerza; ayúdame, oh SEÑOR Dios mío, porque en ti yo confío y en tu nombre vengo contra esta multitud. Oh SEÑOR, tú eres mi Dios; que no prevalezca hombre alguno contra ti”.
Si hay una cosa que quiero recordarte hoy es que Dios está contigo para pelear las batallas que tú no puedes ganar con tus propias fuerzas.
En otra ocasión, la Biblia relata que “cuando los capitanes de los carros vieron a Josafat, dijeron: Este es el rey de Israel. Y lo rodearon para pelear; mas Josafat clamó, y Jehová lo ayudó, y los apartó Dios de él.” 2 Crónicas 18:31 (RVR60)

El salmista conocía muy bien a Dios como vencedor en sus batallas, pues escribió:¡Dios mío, tú bendices al pueblo que te reconoce como Dios! ¡Tú bendices a la nación que te acepta como dueño! No hay rey que se salve por tener muchos soldados, ni hay valiente que se libre por tener mucha fuerza.
De nada sirven los caballos para ganar una guerra, pues a pesar de su fuerza no pueden salvar a nadie. Pero tú cuidas siempre de quienes te respetan y confían en tu amor. En tiempos de escasez, no los dejas morir de hambre. Tú nos das tu ayuda, nos proteges como escudo. Por eso confiamos en ti. Nuestro corazón se alegra porque en ti confiamos. Dios nuestro, ¡que nunca nos falte tu amor, pues eso esperamos de ti!” Salmos 33:12-22 (TLA)

Que puedas decir como el salmista:
Perdida ya toda esperanza,
llamé a mi Dios,
y él me respondió;
¡me liberó de la angustia!
Dios está conmigo:
no tengo miedo.
Nadie puede hacerme daño,
Dios está conmigo
y me brinda su ayuda.
¡Estoy seguro de ver la derrota
de los que me odian!
Vale más confiar en Dios
que confiar en gente importante.” Salmos 118: 5-9 (TLA)

Dios ha prometido mostrarte la respuesta en medio de la angustia

Tags: , , , ,


tumblr_mi6jihgnEL1ry2zkao1_500Mira cómo se sentía David y piensa si has sentido lo mismo en alguna ocasión:

¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?  ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?” Salmos 13:1-2 (RVR60)

En nuestro tiempo de oración está muy bien que le contemos al Señor cómo nos sentimos, pero también debemos hacer lo que David hizo unos párrafos más adelante en ese mismo salmo:

“Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación. Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien.” Salmos 13:5-6 (RVR60)

Recuerda quién es Él y lo que Él ha conseguido para ti. Por eso David también decía:

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.” Salmos 27:1,3 (RVR60)

Nunca olvides las promesas de Dios para ti, Él te dice: “Por cuanto ha puesto en mí su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Salmos 91:14-15 (RVR60)

Así que hoy día descansa con la seguridad de que Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar.”  Salmos 46:1-2 (RVR60)

Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación. Sólo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector. ¡Jamás habré de caer!” Salmos 62:1-2 (NVI)

Dios está contigo y te brinda su ayuda

Tags: , ,


dios_te_ayudaLa Biblia relata que en una ocasión “los gobernantes filisteos se enteraron de que Israel se había reunido en Mizpa, (entonces) movilizaron a su ejército y avanzaron. El miedo invadió a los israelitas cuando supieron que los filisteos se acercaban. «¡No dejes de rogarle al SEÑOR nuestro Dios que nos salve de los filisteos!», le suplicaron a Samuel. Entonces Samuel tomó un cordero y lo ofreció al SEÑOR como ofrenda quemada entera. Rogó al SEÑOR que ayudara a Israel, y el SEÑOR le contestó.

Entonces, justo en el momento en que Samuel sacrificaba la ofrenda quemada, llegaron los filisteos para atacar a Israel. Pero ese día el SEÑOR habló con una poderosa voz de trueno desde el cielo y causó tal confusión entre los filisteos, que los israelitas los derrotaron.

Luego Samuel tomó una piedra grande y la colocó entre las ciudades de Mizpa y Jesana. La llamó Ebenezer (que significa «la piedra de ayuda») porque dijo: «¡Hasta aquí el SEÑOR nos ha ayudado!».” 1 Samuel 7:7-12 (Nueva Traducción Viviente)

Ya sea que sientas temor de lo que está ocurriendo a tu alrededor o estés tranquilo en este momento, es tiempo de decirle a Dios “gracias porque hasta aquí me has ayudado.”
Es hora de decirle:¡Bendito seas, Dios mío, por atender a mis ruegos! Tú eres mi fuerza; me proteges como un escudo. En ti confío de corazón, pues de ti recibo ayuda. El corazón se me llena de alegría, por eso te alabo en mis cantos.” Salmos 28:6,7 (TLA)

Felices son los que tienen como ayudador al Dios de Israel, los que han puesto su esperanza en el SEÑOR su Dios. Salmos 146:5 (NTV)

Por eso vale más confiar en Dios que confiar en gente importante. Salmos 118:8,9 (TLA)

Así que “¡Demos gracias a Dios por su amor, por todo lo que ha hecho en favor nuestro! ¡Dios calma la sed del sediento, y el hambre del hambriento!” Salmos 107:8,9 (TLA)

El día de hoy elige creerle a Dios y proclama con seguridad: “Dios está conmigo: no tengo miedo. Nadie puede hacerme daño, Dios está conmigo y me brinda su ayuda. Me empujaron con violencia para hacerme tropezar, pero Dios vino en mi ayuda. Dios me da fuerzas, Dios inspira mi canto; ¡Dios es mi salvador!” Salmos 118: 6-7,13-14 (TLA)

La provision de Dios

Tags: , , , , ,


soberaniaMuchas personas se enojan con Dios porque no hace lo que ellos creen que necesitan o que es lo mejor. Por eso hoy quiero hablarte acerca de la provisión de Dios.

La provisión de Dios es Poderosa. “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros” Efesios 3.20

La provisión de Dios es Pertinente. Y Salomón lo expresa de la mejor manera: Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” Eclesiastés 3.1 (RV. 1960) El problema es que los tiempos de Dios por lo general no son los tiempos que nosotros queremos.

La provisión de Dios es con Propósito. Es por eso que Pablo dice en Efesios 1.11-12: “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.”

Sea cual sea la respuesta que Dios le ha dado a tu oración, Dios tiene un propósito con ello, aunque no lo entiendas. “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” Isaías 55.8-9 (RV 1960)

Nosotros miramos la realidad con una mente limitada en el tiempo y el espacio, y muchas veces creemos que lo que pasa aquí en la tierra es lo más importante pero Dios tiene una visión mucho más grande que la nuestra.

Asique te animo a que hoy, aunque no entiendas la situación, incluso aunque esa situación te duela, confía en Dios porque Bendito el hombre que confía en el Señor, y pone su confianza en él.”Jeremías 17:7
“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.” Salmos 55:22