Tag Archive | "reflexion de andres reina"

Qué hacer cuando debes esperar en Dios

Tags: , , , , , ,


Hoy simplemente te animo a que hagas lo siguiente: “Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor! Salmos 27:14 (Nueva Versión Internacional)

Esperamos confiados en el Señor; él es nuestro socorro y nuestro escudo.” Salmos 33:20 (NVI)

Recuerda que los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.” Isaías 40:31 (NVI)

“Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá.” Habacuc 2:3 (NVI)

Así que, “mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Hebreos 10:23 (NVI)

“Pues, si somos fieles hasta el fin, confiando en Dios con la misma firmeza que teníamos al principio, cuando creímos en él, entonces tendremos parte en todo lo que le pertenece a Cristo.” Hebreos 3:14 (NTV)

Que hoy puedas decir como el salmista: “Espero al Señor, lo espero con toda el alma; en su palabra he puesto mi esperanza.” Salmos 130:5 (NVI)

Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi esperanza. Salmos 62:5 (NVI)

“En aquel día se dirá: «¡Sí, éste es nuestro Dios; en él confiamos, y él nos salvó! ¡Éste es el Señor, en él hemos confiado; regocijémonos y alegrémonos en su salvación!»” Isaías 25:9 (NVI)

La Palabra de Dios para cuando estás preocupado

Tags: , , ,


¿Hay algo que te está preocupando? ¿Alguna situación que no puedes controlar?

 

Mira lo que dice Pablo: “No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.” Filipenses 4:6,7 (Traducción Lenguaje Actual)

“¡Demos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Él es un Padre bueno y amoroso, y siempre nos ayuda. Cuando tenemos dificultades, o cuando sufrimos, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas.” 2 Corintios 1:3,4 (TLA)

Recuerda que el Espíritu Santo de Dios vive en ti: “Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario, nos da poder para amar a los demás y nos fortalece para que podamos vivir una buena vida cristiana.” 2 Timoteo 1:7 (TLA)

Te animo a que el día de hoy le pidas fortaleza al Señor para que puedas decir como lo hizo Isaías: “Por cuanto el Señor omnipotente me ayuda, no seré humillado. Por eso endurecí mi rostro como el pedernal, y sé que no seré avergonzado.” Isaías 50:7 (NVI)

“Mi amigo, te aconsejo que pongas en manos de Dios todo lo que te preocupa; ¡él te dará su apoyo! ¡Dios nunca deja fracasar a los que lo obedecen! ¡Por eso siempre confío en él!” Salmos 55:22 (TLA)

Cuando Dios se enoja, el enojo pronto se le pasa; pero cuando ama, su amor dura toda la vida. Tal vez lloremos por la noche, pero en la mañana estaremos felices.” Salmos 30:5 (TLA)

“Así que,  no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.” Isaías 41:10 (NVI)

 

Por eso me armo de valor, y me digo a mí mismo:Pon tu confianza en Dios. ¡Sí, pon tu confianza en él!” Salmos 27:14 (TLA)

La historia de amor entre Dios y el hombre

Tags: , , , , , ,


745e555267e56668ccfd70864fdffec5Hace poco estuve participando en un encuentro regional de universitarios cristianos, y hablando de la Biblia, me llamó mucho la atención cómo la autora Sally Lloyd-Jones, en la introducción de su libro “The Jesus Storybook Bible” (Biblia para niños, Historias de Jesús, Vida, 2008), explica lo que NO ES la Biblia justo antes de explicar de qué se trata este maravilloso libro.

Ella escribe: “Algunas personas piensan que la Biblia es un libro de reglas, que te dice lo que debes y no debes hacer. La Biblia ciertamente tiene algunas reglas, las cuales te muestran cómo la vida funciona mejor. Pero la Biblia no se trata de ti ni de lo que deberías estar haciendo. Se trata de Dios y lo que Él ha hecho.

Otras personas piensan que la Biblia es un libro de héroes, mostrándote la gente a la que debes imitar. La Biblia sí tiene algunos héroes, pero (como pronto descubrirás) la mayoría de las personas en la Biblia no son héroes en absoluto. Algunos cometen grandes errores (a veces a propósito), se asustan y hasta huyen. A veces son francamente malos.

No, la Biblia no es un libro de reglas ni tampoco un libro de héroes. La Biblia es sobre todo una historia. Es una historia de aventuras sobre un joven héroe que viene de un país lejano para recuperar Su tesoro perdido. Es una historia de amor de un príncipe valiente que sale de Su palacio, dejando Su trono y Su Reino, para rescatar a los que ama. ¡Es como el más maravilloso de los cuentos de hadas, solo que este se ha hecho verdad en la vida real!”

A medida que avanzas en tu vida cristiana verás muchas cosas, oirás gente que hable de Dios y sus creencias, pero existe solo una cosa que te guardará de los errores: la Palabra de Dios.

Hoy me gustaría recordarte lo que le dijo Pablo a Timoteo: “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;  y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,  a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Hoy se da mucho lugar a la capacitación intelectual del conocimiento de las Escrituras, pero conocer solo no alcanza, es necesario VIVIR la Palabra.

La Palabra nos enseña que “el Verbo fue hecho carne” (Juan 1:1). Eso nos dice que Dios ha querido revelarse y darse a conocer.

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

La Palabra nos enseña que Dios se relaciona con nosotros, que desea reinar en nuestras vidas, y estudiarla puede “hacernos sabios para la salvación” y equiparnos para hacer la obra de Dios.

No dejes que alguien más prepare la comida por ti, ya que llegará procesada y refinada, con muy pocos nutrientes. Anímate a tomar tu Biblia, orar para que Dios te hable y leerla por tus propios medios.

Solo así podrás decir como el salmista:

¡Tus enseñanzas son maravillosas!
¡Por eso las sigo fielmente!
Cuando un maestro las explica,
hasta la gente sencilla las entiende.
Deseo conocer tus mandamientos;
¡me muero por entenderlos!” Salmos 119:129-133

El costo de seguir a Jesús

Tags: , , , , , ,


seguir a crisEn muchas de nuestras canciones y oraciones decimos que queremos ser como Jesús, pero ¿realmente lo deseas? ¿De verdad quieres ser como Jesús en su muerte, por ejemplo?
Él dijo: El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará. Mateo 10:37-39 (NVI)

Ciertamente palabras muy duras de escuchar, de leer… ¡y de poner en práctica! Según un comentario bíblico “cargar la cruz” se refiere a estar dispuestos a sufrir la burla y el desprecio de la gente que no cree en Dios.
Si te fijas en las palabras de Jesús a lo largo de los evangelios, verás que él requería de sus nuevos seguidores que consideren prudentemente el costo de esa nueva vida, para que entiendan las responsabilidades de Su llamado.

Ilustró este principio de una manera realista, dándole a la multitud que le seguía dos ejemplos prácticos: describió la sabiduría del constructor quien calculó el costo de los materiales que necesitaba para edificar y terminar una torre, señalando Jesús a sus oyentes lo insensato que parecería el hombre ante sus vecinos si intentara proceder con la construcción sin prever el costo de antemano y no la pudiera terminar. Su segundo ejemplo trata de un rey que sale a la guerra, pero que es suficientemente astuto como para investigar acerca de la fuerza numérica del ejército opositor, de modo que si descubre que es demasiado poderoso para él, pueda enviar una embajada y negociar las condiciones de paz (Lucas 14:28-32).

Cuando viene el tiempo de prueba, de burlas, cuando enfrentas el valle de muerte o cuando las cosas no salen como esperabas, ¿piensas que has considerado el costo de esta nueva vida que estás transitando y en la cual estás poniendo toda tu esperanza?
Seguir a Jesús tiene un precio, y bastante alto, pero “al que soporta las dificultades, Dios lo bendice y, cuando las supera, le da el premio y el honor más grande que puede recibir: la vida eterna, que ha prometido a quienes lo aman.” Santiago 1:12 (TLA)

Tu fe es “como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca.” 1 Pedro 1:7 (DHH)

“Lo que sufrimos en esta vida es cosa ligera, que pronto pasa; pero nos trae como resultado una gloria eterna mucho más grande y abundante.” 2 Corintios 4:17 (DHH)

No hay nadie como tu Dios para ayudar al débil y liberarlo del poderoso

Tags: , , , ,


DiosdapoderalosindefensosDice la Biblia que cuando Asa fue puesto como rey en Judá, hizo lo que era bueno y agradable ante el SEÑOR su Dios. Se deshizo de los altares y santuarios paganos, destrozó las piedras sagradas, y derribó las imágenes de la diosa Aserá. Además, ordenó a los habitantes de Judá que acudieran al SEÑOR, Dios de sus antepasados, y que obedecieran su ley y sus mandamientos.” 2 Crónicas 14:1-4 (NVI)

En una ocasión “Zera el cusita marchó contra ellos al frente de un ejército de un millón de soldados y trescientos carros de guerra.” Asa contaba sólo con trescientos mil hombres armados, pero “le salió al encuentro en el valle de Sefata”, y “allí Asá invocó al SEÑOR su Dios y le dijo: «SEÑOR, sólo tú puedes ayudar al débil y al poderoso. ¡Ayúdanos, SEÑOR y Dios nuestro, porque en ti confiamos, y en tu nombre hemos venido contra esta multitud! ¡Tú, SEÑOR, eres nuestro Dios! ¡No permitas que ningún mortal se alce contra ti!» 2 Crónicas 14:10-11 (NVI)

Si hoy sientes que la vida se viene contra ti como un gran ejército de millones, es hora de invocar el nombre de Dios como lo hizo el rey de Judá: “SEÑOR, no hay nadie más que tú para ayudar en la batalla entre el poderoso y los que no tienen fuerza; ayúdame, oh SEÑOR Dios mío, porque en ti yo confío y en tu nombre vengo contra esta multitud. Oh SEÑOR, tú eres mi Dios; que no prevalezca hombre alguno contra ti”.
Si hay una cosa que quiero recordarte hoy es que Dios está contigo para pelear las batallas que tú no puedes ganar con tus propias fuerzas.
En otra ocasión, la Biblia relata que “cuando los capitanes de los carros vieron a Josafat, dijeron: Este es el rey de Israel. Y lo rodearon para pelear; mas Josafat clamó, y Jehová lo ayudó, y los apartó Dios de él.” 2 Crónicas 18:31 (RVR60)

El salmista conocía muy bien a Dios como vencedor en sus batallas, pues escribió:¡Dios mío, tú bendices al pueblo que te reconoce como Dios! ¡Tú bendices a la nación que te acepta como dueño! No hay rey que se salve por tener muchos soldados, ni hay valiente que se libre por tener mucha fuerza.
De nada sirven los caballos para ganar una guerra, pues a pesar de su fuerza no pueden salvar a nadie. Pero tú cuidas siempre de quienes te respetan y confían en tu amor. En tiempos de escasez, no los dejas morir de hambre. Tú nos das tu ayuda, nos proteges como escudo. Por eso confiamos en ti. Nuestro corazón se alegra porque en ti confiamos. Dios nuestro, ¡que nunca nos falte tu amor, pues eso esperamos de ti!” Salmos 33:12-22 (TLA)

Que puedas decir como el salmista:
Perdida ya toda esperanza,
llamé a mi Dios,
y él me respondió;
¡me liberó de la angustia!
Dios está conmigo:
no tengo miedo.
Nadie puede hacerme daño,
Dios está conmigo
y me brinda su ayuda.
¡Estoy seguro de ver la derrota
de los que me odian!
Vale más confiar en Dios
que confiar en gente importante.” Salmos 118: 5-9 (TLA)

Cómo ser libre de preocupaciones y obtener la paz de Dios

Tags: , , , , ,


nosepreocupenpornada¿Sabías que Dios te conoce más de lo que imaginas? Dios conoce todo lo que te pasa en este momento. La razón de que Dios te conozca tan bien es que Él te creó, y sabía que en esta vida ibas a enfrentar grandes preocupaciones.

Por eso el apóstol Pedro nos dice: Pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes. 1 Pedro 5:7 (Traducción Lenguaje Actual)

Y Pablo nos dice así: No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.” Filipenses 4:6,7 (TLA)

La única manera de experimentar la paz sobrenatural que viene de arriba es dejar todo lo que nos preocupa en las manos del Único que tiene todo bajo control.
Recuerda que fuiste “llamado a formar un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo. Deja que la paz de Cristo gobierne tu corazón, y se agradecido.” Colosenses 3:15 (TLA)

El profeta Isaías conocía esta paz divina, por eso escribió: “Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.” Isaías 26:3 (NVI) Y el salmista declaraba: “Cuando me acuesto, me duermo enseguida, porque sólo tú, mi Dios, me das tranquilidad.” Salmos 4:8 (TLA)

¿Necesitas paz en medio de esta tormenta? ¿Necesitas claridad en lugar de completa oscuridad? Pídele a Dios hoy mismo que te envuelva con Su paz, porque “de sus riquezas maravillosas mi Dios te dará, por medio de Jesucristo, todo lo que te haga falta.” Filipenses 4:19 (TLA)

Nunca olvides lo que Jesús nos dijo: “Ya no se preocupen preguntando qué van a comer, qué van a beber o qué ropa se van a poner. Sólo los que no conocen a Dios se preocupan por eso. Ustedes no se desesperen por esas cosas. Su Padre que está en el cielo sabe que las necesitan.
Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Todo lo demás, él se los dará a su tiempo. Así que no se preocupen por lo que pasará mañana. Ya tendrán tiempo para eso. Recuerden que ya tenemos bastante con los problemas de cada día.” Mateo 6:25-34 (TLA)

“Les doy la paz. Pero no una paz como la que se desea en el mundo; lo que les doy es mi propia paz. No se preocupen ni tengan miedo por lo que va a pasar pronto.” Juan 14:27 (TLA)

No estás solo ni tampoco sola. Dios está contigo, y Él conoce tus preocupaciones. Pero confía en Él y recibirás su asombrosa paz, de tal manera que cuando te acuestes, podrás dormir tranquilo y sin preocupaciones. Proverbios 3:24 (TLA)

Vivamos bajo el cuidado del Dios altísimo; pasemos la noche bajo la protección del Dios todopoderoso. Él es nuestro refugio, el Dios que nos da fuerzas, ¡el Dios en quien confiamos!” Salmos 91:1,2 (TLA)

Dios convierte tu Desgracia en Esperanza

Tags: , , , , , ,


Hoy quiero hablarte sobre los desiertos espirituales. Te encuentras en uno? Muchos quisieran realmente evitarlos, pero hoy vamos a aprender de ellos.

Mira lo que dice Isaías 41.17-20
“Los afligidos y necesitados buscan las aguas,
pero no las encuentran;
seca está de sed su lengua.

Si tú te sientes así hoy sigue leyendo:

Yo, Jehová, te oiré;
yo, el Dios de Israel, no te desampararé.
En las alturas abriré ríos
y fuentes en medio de los valles;
abriré en el desierto estanques de aguas
y manantiales de aguas en la tierra seca.
Haré crecer en la estepa cedros,
acacias, arrayanes y olivos;
pondré en la tierra árida cipreses,
olmos y bojes juntamente,
para que vean y conozcan,
y adviertan y entiendan todos
que la mano de Jehová hace esto,
que el Santo de Israel lo ha creado.

Y mira lo que dice Dios en Oseas 2.14-15:
“Ahora voy a seducirte:
te llevaré al desierto
y te hablaré con ternura.
Allí te devolveré tus viñedos,
y convertiré el valle de la Desgracia
en el paso de la Esperanza.
Allí me corresponderás, como en los días de su juventud,
como en el día en que saliste de Egipto.”

En el desierto te encuentras con Dios, en el desierto oyes Su voz tierna, allí Dios renueva tu esperanza, mostrando su poder sobrenatural. En el desierto puedes aprender que Dios es todo lo que necesitas! El desierto también es un tiempo de preparación para el ministerio, así lo fue para Jesús que estuvo 40 días allí. (Mateo 4.1-11)
Así que, si te encuentras en el desierto, alaba a Dios! Porque estás a punto de ver la mano sobrenatural de Dios convirtiendo tu valle de la Desgracia en el paso de la Esperanza.

Y recuerda que “Dios no es un simple mortal
para mentir y cambiar de parecer.
¿Acaso no cumple lo que promete
ni lleva a cabo lo que dice?” Números 23.19

Dios promete responderte cuando le invocas!

Tags: , , , , , ,


ora-el-te-escucha-siempreEl Señor habla de ti, y dice: me invocará, y yo le responderé; estaré con él en momentos de angustia; lo libraré y lo llenaré de honores.” Salmos 91.15 (NVI)

Dios siempre escucha el clamor de Sus hijos: “Jabes invocó al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió.” 1 Crónicas 4:9-11 (La Biblia de las Américas)

Dios le dijo un día al rey Salomón: “Pide lo que quieras que yo te dé. Entonces Salomón dijo a Dios: Tú has mostrado gran misericordia con mi padre David, y me has hecho rey en su lugar. Dame ahora sabiduría y conocimiento, para que pueda salir y entrar delante de este pueblo; porque, ¿quién podrá juzgar a este pueblo tuyo tan grande?
Dios dio a Salomón sabiduría, gran discernimiento y amplitud de corazón como la arena que está a la orilla del mar.” 2 Crónicas 1:7,8,10 y 1 Reyes 4.29 (LBLA)

Otro guerrero de Dios, Asa, “decidió enfrentarse a Zérah y a su ejército, y colocó a sus hombres en posición para la batalla en el valle de Sefata, que está muy cerca de Maresá. Luego oró a Dios, diciendo: «Dios nuestro, nos hemos atrevido a pelear contra este ejército tan grande, porque confiamos en ti y queremos honrarte. No hay nadie como tú para ayudar al débil y liberarlo del poderoso. Por eso te rogamos que nos ayudes. ¡Tú eres nuestro Dios! ¡Sabemos que nadie te puede vencer!» Y efectivamente, Dios y su ejército acabaron con los etíopes.” 2 Crónicas 14:11,12 (TLA)

¿Le estás entregando tus batallas a Dios? ¿Le estás pidiendo lo que necesitas en oración? Dios siempre escucha, y responderá cuando Él lo disponga, ¡no bajes los brazos!

Por eso decía el salmista: “A ti, oh Dios de Sión, te pertenece la alabanza. A ti se te deben cumplir los votos, porque escuchas la oración. ¡Dichoso aquel a quien tú escoges, al que atraes a ti para que viva en tus atrios! Saciémonos de los bienes de tu casa, de los dones de tu santo templo.
Tú, oh Dios y Salvador nuestro, nos respondes con imponentes obras de justicia;
tú eres la esperanza de los confines de la tierra y de los más lejanos mares. Salmos 65: 1-2,4-5 (NVI)

¿Vives de acuerdo a tus metas o de acuerdo a los propósitos de Dios?

Tags: , , , , , ,


planes¿Ya tienes las metas a lograr para este nuevo año? ¿En cuántos de tus proyectos has involucrado al Señor? ¿Son objetivos que tú has dispuesto o que Dios te ha encomendado?

Dice la Biblia que David sirvió “a su propia generación según la voluntad de Dios.” (Hechos 13.36) Él obedeció todo lo que Dios le ordenó, logrando servir a los de su tiempo según lo que Dios le había dicho.

El mundo de hoy nos enseña a trazarnos metas y perseguir objetivos que a simpe vista parecen nobles y provechosos, pero como cristianos, ¿consultamos a Dios antes de hacer cualquier cosa?

Recuerda siempre que “el corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.” Proverbios 19.21 (NVI)

Puedes hacer todos los planes que quieras, pero el propósito del Señor predominará.

Puedes vivir esta vida de acuerdo a tus metas y objetivos, o de acuerdo a los propósitos de Dios, los cuales siempre verán cumplimiento.

Espero que tu vida sirva a esta generación que tanto necesita de Dios, y que decidas no perder nada de lo que Dios te ha dado. Dentro de ti hay nuevas melodías, historias que deben ser contadas, creatividad que necesita surgir, hay poesía, palabra de Dios, profecías y respuestas a tantas oraciones. ¡Hay mucho que Dios ha puesto en tu interior!

Que hoy puedas levantarte y testificar como el salmista:

“Mis enemigos hicieron todo lo posible para matarme, pero el Señor me rescató. El Señor es mi fuerza y mi canción; me ha dado la victoria. Se entonan canciones de alegría y de victoria en el campamento de los justos. ¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas! El fuerte brazo derecho del Señor se levanta triunfante. ¡El fuerte brazo derecho del Señor ha hecho proezas gloriosas! No moriré; sino que viviré para contar lo que hizo el Señor. Salmos 118.13-17 (NTV)

4 cosas que Dios pide de ti

Tags: , , , , , , ,


amarasadiosEn Deuteronomio capítulo 10 leemos cómo Moisés estuvo en el monte Horeb cuarenta días y cuarenta noches, orando a Dios para que no destruyera  su pueblo rebelde. Moisés finalmente dice: “Y él (Dios) me escuchó, pues no los destruyó. Al contrario, me pidió que me preparara y los guiara a conquistar la tierra que él prometió dar a los antepasados de ustedes”.

A continuación comparto contigo lo que Dios habló a Su pueblo en aquel día, todavía muy vigente para el día de hoy:

“¿Qué espera Dios de ustedes? Simplemente que lo respeten y obedezcan, y que lo amen y adoren con todo su ser. Dios espera que ustedes obedezcan todos sus mandamientos, para que les vaya bien.

 Nuestro Dios es dueño del cielo y de la tierra, y de todo lo que hay en ella. Él pudo elegir a cualquier pueblo de la tierra, pero eligió a los antepasados de ustedes porque los amaba, y los eligió también a ustedes para que hoy sean su pueblo. Pero no sean tercos, ni se olviden jamás del pacto que tienen con Dios. Él es el Dios soberano de todos los dioses, de todos los reyes y de todas las naciones. Su poder hace temblar a todo el mundo. Cuando él toma una decisión, lo hace con justicia y nadie lo puede sobornar.

 Dios es justo con los huérfanos y las viudas, y muestra su amor dándoles ropa y comida a los refugiados que viven entre ustedes. Así que muestren amor a los refugiados, porque también ustedes fueron refugiados en Egipto. 
 Obedezcan a Dios y adórenlo sólo a él. No adoren a otros dioses. Si tienen que jurar, háganlo en nombre de nuestro Dios. Ustedes han visto los milagros que Dios ha hecho en su favor, así que alábenlo siempre. No olviden que sus antepasados eran tan sólo un grupo de setenta personas cuando llegaron a Egipto. Ahora Dios los ha convertido en un pueblo tan grande que es imposible contarlos”. Deuteronomio 10:12-22 (TLA)

Hay mucha más riqueza y sabiduría en este pasaje, pero hoy Dios te pide 4 cosas:

1 – Temer a Dios, respetarle. “El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco”. Proverbios 8.13 (RV60)

2 – Andar en todos Sus caminos. “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma…” Jeremías 6.16 (RV60)
“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos. Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien. Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He aquí que así será bendecido el hombre Que teme a Jehová”. Salmos 128.1-4 (RV60) Leer también Salmos 119: 1-8

3 – Amarlo. “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”. Deuteronomio 6.5 (RV60).

4 – Servirlo. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia” Hebreos 12.28 (RV60)