10 de Junio – Familia


Acaz murió y fue sepultado en la ciudad de Jerusalén. Su hijo Ezequías lo sucedió en el trono.” 2 Crónicas 28:27 (NVI)
Familia
Lo ideal para la vida sería tener padres cristianos que nos enseñen a vivir como Dios quiere, y que nos guíen en ese camino. Pero la realidad muestra que no siempre es así. Algunos tienen padres indiferentes a las verdades de la Biblia, y en otros casos (aún peores), son hostiles, provocando que en todo momento sea un problema familiar hablar sobre Dios.
Esta situación se complica frente al mandamiento de Dios de honrar a nuestros padres. Dios no hace excepciones ni condiciona el mandato solo para los padres que son agradables, buenos y cariñosos. Es un mandamiento que todo hijo debe obedecer porque Dios lo manda. Muchas veces es difícil porque hay oposición en casa, y donde deberíamos tener más paz es donde hallamos mayor resistencia.
Acaz fue lo que se diría un mal padre y un pésimo ejemplo. No habrá sido fácil la infancia y la juventud de Ezequías. No me imagino a Ezequías ofreciendo sacrificio a otros dioses. Habrá llorado y temido mucho, se habrá sentido solo muchas veces, pero me imagino que intentó siempre ser fiel a Dios. Y todo lo que luchó de niño, pudo ponerlo en práctica luego cuando fue hombre.
No tuvo ningún ejemplo en su casa ni entre sus amistades, pero a pesar de ello, venció, se mantuvo firme y fue fiel a Dios. Hoy en día hay quienes se excusan en la actitud de sus padres, familiares o amigos y dejan de seguir a Cristo y se olvidan de ser cristianos. Bajan los brazos, apagan su luz. Es una lástima.
Puede ser que Dios te haya bendecido con una hermosa familia cristiana o que, por lo contrario tengas un martirio constante de oposición en tu casa, o que navegues en las ondas de la indiferencia absoluta en tu hogar.
Jesucristo no prometió que tendríamos una vida fácil, pero nos garantizó su continua y perpetua compañía y ayuda. No estás solo en tu problema, no estás desamparado en tu casa, no estás desprotegido en tu hogar lleno de adversidad. Jesucristo está contigo y te pide que seas fiel, y que en medio del problema, vivas cristianamente. Ninguna familia es más tierna que la familia de Dios, y ningún padre mejor padre que nuestro Padre Celestial.
REFLEXIÓN – Tenés familia.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *