11 de Marzo – Imagen

“La lámpara del cuerpo es el ojo; por eso, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.” Mateo 6:22
Imagen
Científicos británicos afirman que las imágenes subliminales atraen la atención del cerebro
Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Londres, demostró que basta con que una imagen sea captada por la retina para que su mensaje cause impacto. Los especialistas concluyeron que las publicidades que utilizan estas prácticas tienen efecto en los espectadores.
Los investigadores de la Universidad de Londres hallaron la primera evidencia fisiológica de que las imágenes subliminales invisibles atraen la atención. El estudio, publicado por la revista especializada Science Daily, demostró que basta con que una imagen sea captada por la retina para que el mensaje tenga impacto en la actividad de la corteza visual primaria, generando una marca en el cerebro.
A partir de la investigación, los especialistas determinaron que quienes fueron expuestos a este tipo de técnicas respondieron a la imagen aún cuando no eran conscientes de verla. De allí concluyeron que las publicidades gráficas o televisivas que utilizan estas prácticas tienen efecto en los espectadores, aunque aún no determinaron en qué grado pueden influir sobre sus decisiones.
Dos milenios antes de este descubrimiento, el Creador de la retina, del cerebro y del ojo ya sabía esta verdad. Por eso recomendó tener cuidado con lo que miramos. Vivimos en una sociedad plagada de bombardeo visual. Hoy todo puede verse fácil y rápido. Internet es un portal para conseguir lo que quieras, cuando quieras. Y esto puede ser peligroso.
Porque el exceso de libertad en lo que vemos, se nota luego en lo que somos y hacemos. Si nuestra mirada es limpia, nuestro cuerpo, dijo Jesucristo va a estar lleno de Luz. Pero si estás viendo pornografía, violencia, mentiras, doble sentido, infidelidades, cosas que son comunes y habituales y que se pueden ver en la tele o en cualquier novela o libro o en Internet, entonces tu ojo no está tan limpio, y tu cerebro tampoco.
Lamentablemente estas imágenes que estás viendo, aunque sean durante una breve fracción de segundos quedan gravadas en tu mente y eso modifica tu conducta. Porque somos lo que pensamos. No ensuciés tu mente. Mantené tu cuerpo limpio y luminoso. Tené mucho cuidado con lo que estás mirando.
REFLEXIÓN – Ojo con lo que mira tu ojo.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles