12 de diciembre – Evaluación

“Después de mucho tiempo volvió el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos.” Mateo 25:19 (RVR)
Jesucristo cuenta esta parábola a hombres que conocían lo que era rendir cuentas. Esta parábola nos lleva a pensar en cuando Dios nos pida cuentas a nosotros. Dice que el señor se fue lejos, y después de mucho tiempo volvió a pedirles cuentas a sus siervos.
A veces parece que nunca va a llegar ese día, y vivimos totalmente ajenos a las demandas de Dios. Pensamos que como hace mucho tiempo que no reclama, se olvidó y nunca va a llegar el momento del juicio. Sin embargo, el día va a llegar. No va a ser un juicio condenatorio para los hijos de Dios, pero sí uno de recompensa. Jesucristo va a revisar toda nuestra vida, y va a recompensar los aciertos.
Nada va a pasar inadvertido a su mirada. Él todo lo ve. Él es el Juez justo. Nada se escapa de su mirada. Y llegara el día, en que va a juzgar tus obras, tus pensamientos, tus actitudes, tu conducta. ¿Cuántas cosas cambiarías si tuvieras todo el tiempo pegado a tu espalda al Señor Jesús? ¿Cuántas cosas harías, si viviera Jesús en tu casa, y durmiera en la cama de al lado? Vivimos como si Dios estuviera muy lejos y muy ocupado como para revisar nuestras pequeñas faltas cotidianas. Pero nos equivocamos. Dios tiene la cuenta detallada de cada pecado que cometemos, y para Él no es una pequeña falta cotidiana.
Jesucristo va a revivir cada momento de tu vida y te lo va a mostrar. Como si hubieran filmado cada segundo de nuestra vida, incluso cada pensamiento y cada deseo íntimo. !Qué terrible vergüenza va a ser ver esos momentos en que pensando que estábamos solos, hacíamos aquello que nos avergonzábamos de contarlo! ¡Porque Jesús todo lo ve! Pero que enorme satisfacción será ver nuevamente alguna buena actitud. Jesucristo va a recompensar cada buena acción que hicimos, aún aquellas que nadie vio. Él tiene todo presente.
Porque no hace falta publicar lo que hacemos para que Dios lo vea. Aún aunque los demás no se den cuenta, Dios lo sabe. Y un día glorioso va a recompensar justamente cada obra. Dentro de poco, el Señor volverá a pedir cuentas a sus siervos. ¿Estás preparado?
REFLEXIÓN — La conciencia de juicio, ayuda a tener limpia conciencia.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles