14 de Septiembre – Alejarse


Me fui llena, con las manos vacías me devuelve Jehová.” Rut 1:21 (NVI)
Alejarse
La historia de Noemí es muy conocida. Era una mujer judía que en la época de los jueces, con su marido y sus dos hijos se fue a Moab, tierra enemiga de Israel, porque en su pueblo estaban pasando hambre. En Moab, sus hijos se casan con dos chicas del lugar.
Ambas cosas desagradaban Dios: el emigrar a otra tierra y el casarse con mujeres moabitas. Con el paso del tiempo las cosas empeoran, y Noemí pierde a su marido y a sus dos hijos. Sin esperanzas y con nada propio, decide volver a Israel. Había sufrido mucho y había perdido todo. Mucho más vieja y sin ninguna reserva, decide volver a su tierra.
Se había ido con una familia y a la búsqueda de un mejor futuro, y ahora volvía cansada, derrotada, sin nada y sin familia. A veces creemos al tomar una decisión que estamos en el camino correcto, pero cuando pasa el tiempo y revisamos lo que elegimos, nos damos cuenta que fue un error. Eso mismo le pasó a Noemí. Ella miraba para atrás y podía ver una larga sucesión de errores. No había a nadie a quien culpar más que a sí misma. Ella había sido parte de la elección y ahora sufría las consecuencias.
Uno toma decisiones todos los días y lo hace pensando siempre en su bienestar. Pero debemos recordar que cada elección que hacemos, debe estar sujeta a la Voluntad de Dios. Dios hoy no castiga a sus hijos desobedientes como a los israelitas, pero tampoco los libra de las consecuencias de sus malas decisiones.
Noemí eligió mal sabiendo que desobedecía a Dios y sufrió las consecuencias de su mala elección. No hay peor tonto que el que actúa mal, sabiendo que está actuando mal. No te confundas, el pecado puede parecer muy atractivo y divertido, pero siempre su final es lamentable y triste.
Debemos aprender de los errores pasados y recordar que cada vez que nos alejamos de Dios, no hay bendición posible. Esto es así si la elección que hacemos está fuera de la Voluntad de Dios. No es posible esperar que Dios te ayude si en tu actividad cotidiana le das la espalda. Alejarse de Sus Principios, es el principio de la decadencia.
REFLEXIÓN – Al elegir, no te alejes.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *