15 de Agosto – Conocer

“El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.” Juan 14:9
Conocer
Desde que el hombre es hombre, en la tierra siempre se busco conocer a Dios. No importa la cultura, el pueblo, las costumbres o la religión que se analice. Siempre en cada civilización hubo una conciencia de necesidad de Dios. Cada pueblo intento satisfacerla de la manera que creía más conveniente.
Así los griegos, chinos o romanos, crearon infinidad de dioses con cuerpos humanos, los mayas adoraban al sol, algunas tribus de Persia a sus dioses de madera o hierro. Pero cada religión, tenía a su dios en alguna estatua para verlo. Era mucho más sencillo tener a alguien para ver, que fundar toda una religión sobre el imaginario colectivo.
Todos excepto los judíos. No solamente fueron los primeros en sostener una religión monoteísta, sino que además fueron los primeros en no tener imágenes de su Dios para adorarle. Esto es porque Dios no tiene forma ni cuerpo, es Espíritu. Los israelitas solo oyeron su voz, y vieron fuego y relámpagos en el desierto, pero jamás le vieron el rostro.
Nadie jamás vio a Dios, nadie lo conoce personalmente. Solo sabemos de El, lo que El mismo nos deja saber a través de la Biblia. Por eso es tan maravilloso Jesucristo. Porque El nos muestra como es Dios.
No es que lo imita o intenta copiarlo. Jesucristo es Dios, por eso puede mostrarnos a Dios. Por puede decirle a Felipe que ya sabia como era Dios. Cristo es la imagen del Dios invisible. Una “imagen” es la fiel representación de una persona u objeto, en tanto que una semejanza sólo reproduce algunos rasgos. Una imagen esta hecha para ser vista y representar lo que por alguna razón no es visible.
Por eso Cristo es la imagen del Dios invisible. Es la representación de Dios en la tierra. ¿Querés saber como es Dios? Solo tienes que mirarlo a Jesucristo. No es un abuelo bueno con barba blanca. Dios es la potencia del universo, es eterno y maravilloso.
Cristo nos revela toda la grandeza, el amor, la misericordia, la justicia, la potencia, la eternidad, la sabiduría, el poder, la paciencia de Dios. Y hoy podes conocerlo. Date el gusto de la vida, que hoy puedas conocer a Dios, para imitarlo.
REFLEXIÓN – ¿Conocés a Dios?

Related Articles