17 de Diciembre – Leyes


“Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno dicen malo, que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz, que ponen lo amargo por lo dulce y lo dulce por lo amargo.” Isaías 5:20 (NVI)
Leyes
Vivimos en el mundo del revés, donde parece que los pájaros nadan y los peces vuelan. Vivimos en una sociedad que aunque tiene el nombre de religiosa, actúa contrariamente a lo que Dios espera. Isaías había detectado este problema hace 3000 años. Siempre hubo personas que tienen los valores cambiados pero hoy vemos que cada vez son más. Parece que es normal llamar a lo bueno malo, y a lo malo bueno.
Hoy se defienden la infidelidad, la mentira, la homosexualidad, la corrupción, la estafa, la falta de solidaridad y el robo como si fueran correctos. Se asume que cada uno tiene el derecho de hacer y vivir de la manera que mejor le parezca y se defiende el derecho de mantener esa actitud.
Pero la sociedad de hoy se olvida de Dios y eso marca una gran diferencia. Aunque cada uno proponga su manera de vivir y de actuar, y busque su propio camino, Dios tiene un planteo eterno que no cambia. No importa qué opines o sientas con respecto a una postura, lo que realmente vale es la opinión de Dios sobre eso.
Las personas no entienden que no se pueden conversar las leyes de Dios. Nadie puede cuestionar la ley de gravedad. Si saltás de un noveno piso, te estrellarás contra la vereda. Pero todos se creen con el derecho de cuestionar las leyes morales y mandamientos de Dios.
No te confundas. Lo que Dios llama pecado, siempre será pecado, aunque pase el tiempo y cambien las modas. Lo que Dios llama bueno, siempre será bueno, aunque nadie quiera hacerlo.
No te dejes engañar por la corriente facilista de este mundo. No cambies los valores cristianos por normas basadas en el sentimiento y en la conveniencia. Dios desea santidad para tu vida. Dios desea que mantengas una conducta cristiana en todo momento o lugar.
Dios desea que marques la diferencia y que muestres que se puede vivir distinto. No sigas las modas de hoy. Es tiempo de vivir con la moda de Dios. Dios desea que vivas según Sus Leyes.
REFLEXIÓN – Las leyes no se discuten, se obedecen.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *