17 de junio – Papá

“Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos.” Gálatas 4:4-5 (NVI)
Hoy se celebra el día del padre. Y en cada casa se festeja distinto. Tenemos por costumbre, los fines de semana, hacer un pic nic en casa. Llevo a Juampi y a Connie a nuestra cama y compartimos unos mates con galletitas. El día del padre no fue la excepción. Dejé a ambos tapados en la cama con Miri y me fui a buscar el mate y las galletitas a la cocina.
Cuando regresé a la habitación Juampi me dijo: ¡Feliz día papi! y sacó de abajo de la sábana un regalo que habían escondido con Miri. Pero lo más emocionante fue el abrazo y los besos que Juampi y Connie me dieron. Se me estrujó el corazón. El regalo estaba precioso, pero los abrazos y besos fueron increíbles.
¿Cómo no se va a amar a un hijo? No habría nada que yo no estuviera dispuesto a hacer por Juampi o por Connie, porque son mis hijos. Jamás permitiría que alguien los dañara y mucho menos dejaría que ellos sufrieran para que otro fuera beneficiado, porque primero están ellos.
Y me hizo pensar en Dios. Él también es Padre. Él también tiene un Hijo. Pero un día decidió que quería hacernos parte de su familia. Justo a nosotros que éramos sus enemigos, que hacíamos todo lo que a Él le molestaba, Dios escogió adoptarnos. Es fácil amar a un hijo biológico, porque es tuyo. Pero cuando elegís adoptar un chico necesitás amar doblemente, para ofrecerle no sólo el amor de padres, sino también todos los beneficios que están incluidos por pertenecer a la familia.
Dios eligió adoptarnos para darnos todos los beneficios gloriosos de ser parte de su familia, hasta el punto de hacernos coherederos con Cristo Jesús. Pero lo más asombroso del caso es que lo hizo al altísimo costo de la vida de su propio Hijo. No le importó tener que renunciarse a sí mismo, cuando envió a la cruz a Jesucristo, con tal de adoptarte como hijo. ¡Mirá como te ama Dios, que estuvo dispuesto a sacrificar a su único Hijo por vos!
Que en este día del padre, podamos alabar, adorar y ensalzar al mejor de todos los padres de todos los tiempos. Agradecele a Dios que te adoptó.
REFLEXIÓN – ¿Pensaste hoy en tu Padre?

Related Articles