19 de Julio – Asombro

 
“Y el se quedo asombrado por la incredulidad de ellos.” Marcos 6:6
Asombro
Cuando pasa algo que no te esperabas, te asombra. Mañana por el dia del amigo, seguramente te va a sorprender algunos llamados que no esperabas y tal vez no recibas algunos que si esperabas recibir. Te vas a asombrar. Ver una actuacion de trapecistas en el circo, con doble salto mortal, es algo increible y asombra. Porque es algo que vos jamas podrias hacer.
Pero ¿Como se puede asombrar a alguien que lo sabe todo? Te asombra algo que te sorprende, que no esperabas, que te viene de improviso. Por eso Marcos no podia creer lo que estaba escribiendo. Estaba contando el relato cuando Jesucristo vuelve a su casa, al comienzo de su ministerio publico y resalta: Jesus quedo asombrado. Él sabía todo. Pero algo lo asombro, aunque lamentablemente fue para mal.
Jesus fue a su casa y no le reconocieron. Era solo el hijo del carpintero. Habia vivido alli toda su vida. Habia trabajado en la carpinteria durante muchos años, todos lo conocian. Era el mejor carpintero de la zona. Cuando cobro fama, por los milagros que hacia, Jesucristo era bien recibido en todos los pueblos de la zona. Querian ver que hacia, que decia, que sanacion lograba. Pero al llegar a su barrio, no paso eso.
Nadie le dio honor. Lo menospreciaron, no le dieron valor. Jesucristo hizo apenas algunas sanaciones. Pero no hizo ningun milagro. Las personas no le tenian fe, no les interesaba o no querian creer. Tenian en su cuadra al ser más maravilloso de toda la historia de la humanidad y no lo vieron. Asombra su estupidez.
La figura de Cristo no puede pasar desapercibida, impacta, convoca, seduce y genera admiracion. Sin embargo en ese pueblo de Palestina, no paso nada de eso. Y Cristo se fue de aquel lugar asombrado de la incapacidad de la gente de creer en el. Triste y lamentable.
Hoy pasa algo parecido. Jesucristo sigue teniendo la misma gracia y encanto de siempre. Su personalidad sigue siendo la más atractiva y genial de toda la historia. Hoy tambien esta presente en tu iglesia, en la esquina de tu casa, en tu facultad, en tu colectivo. Pero nos es indiferente. Ni nos damos cuenta que nos acompaña. Triste y lamentable.
Hoy Marcos nos desafia a cambiar esto. Asombra a Jesus, demostrale cuanto valoras su presencia. ¡Disfrutalo y admiralo!
REFLEXION – Asombra a Jesús.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles