2 de Marzo – Imaginar

“Al que puede hacer muchísimo mas que todo lo que podemos imaginar o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, a El sea gloria en la iglesia.” Efesios 3:20-21
Imaginar
La imaginación es un bien perdido en nuestro siglo XXI. Ahora viene todo embasado y listo para usar. Antes, cuando uno Leia un libro podía imaginar lo que estaba leyendo, ahora la televisión te brinda todo con lujo de detalles. Antes, un cajón de manzanas vacío era un coche de formula uno, en el que podíamos correr infinitas carreras sin movernos del patio de la casa de la abuela. Ahora te podés alquilar un karting y vas más rápido.
Hoy Pablo te desafía a usar tu imaginación, y a pensar que es lo que mas deseas tener en la vida. Cual es el objetivo mas alto e importante que tienes para tu existencia, o cuales esas pequeñas metas cotidianas tan difíciles de alcanzar. Pablo te desafía a que sueñes un loco sueño, de esos que nunca contás para que no te tomen por tonto.
Pensá un uno o en varios, no hay límites para la imaginación. Pensá en el tiempo que dura tu sueño, en como querés estar vestido, en quien te va a acompañar, por donde vas a ir. Pensá todo con lujo de detalles. Y cuando tengas bien identificado el sueño más loco que puedas soñar, Pablo te dice: Dios puede hacer muchísimo más que eso en tu vida.
Pensamos que eso es para otros, que las promesas de Dios solo se cumplen en esos hombres de los libros que ya no existen. No hay lugar para los milagros de Dios en este siglo realista y pesimista. Justamente por eso es que dejamos de soñar, porque no creemos que se cumpla lo que deseamos. Y metemos todo en la misma bolsa, incluso las promesas de Dios. Pero esto es un error.
Dios tiene el poder para hacer muchas mas cosas de las que vos podes pensar o imaginar. Él puede hacer todo, y todo incluye también tu sueño. Es cierto que quizás tu deseo no este dentro de los planes que Dios tiene para tu vida y por eso es que no te lo cumple. Dios puede hacer en tu vida cosas que vos ni siquiera te imaginas, porque El tiene poder.
No hay nada que pueda limitar a Dios, si soñás en Su Voluntad, nada es imposible.
REFLEXIÓN – Con Dios tu imaginación es infinita.

Related Articles