21 de Mayo – Sufrir

“Por Jesucristo sufro penalidades, hasta prisiones a modo de malhechor; pero la palabra de Dios no esta presa.” 2 Timoteo 2:3
Sufrir
Era una joven de 17 años de edad. Él estaba mirándola fijamente, mientras sostenía un rifle frente al rostro de la joven.
-¿Crees en Dios?
Ella guardo silencio. Era una pregunta de vida o muerte.
– Si, yo creo en Dios.
– ¿Por qué? – preguntó el verdugo.
Pero nunca le dio la oportunidad de responder. La joven adolescente yacía muerta ante el.
Esta escena pudo haber ocurrido en el Coliseo Romano. Pudo haberse llevado a cabo durante la Edad Media. Y pudo haber sucedido en un sinnúmero de países alrededor del mundo hoy día. Hay quienes están siendo encarcelados, torturados y asesinados cada día, porque rehúsan negar el nombre de Jesús.
Esta historia en particular, no ocurrió en tiempos antiguo, ni en Vietnam, Paquistán o Rumania. Sucedió en la Escuela Secundaria Columbine, en la ciudad de Littleton, Colorado, el 20 de abril de 1999.
¿Crees en Jesús?
Se dice que hoy día hay más mártires cristianos que en el año 100 d.C., en los días del imperio Romano de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Regent en el año 1.999 fueron martirizados 164.000 creyentes alrededor del mundo. Se estima para la fecha actual sobrepasa los 200.000 mil cristianos martirizados.
Tal vez nunca te imaginaste que pudiera estar pasando esto. Vivís una vida comun y corriente, vas al trabajo, a estudiar, salís con tus amigos, comés en un Mac Donald, mirás una película y el domingo vas a la iglesia. Cuando te acordás, llevas la Biblia abajo del brazo. Pero nadie te molesta. Entrás al templo, cantáas algunos coros, hacés que escuchás el mensaje y te vas a tu casa. Cumpliste con otro domingo más. Y seguís tu vida cotidiana.
Pero hay otros cristianos, no tan lejos de donde vos vivís, que mientras vos estás viviendo una vida mediocre y sin compromiso, ellos están dando su vida por Jesucristo. En lugar de esconderse en la comodidad o en anonimato, tienen la valentía de sostener que creen en Jesús, y están dispuestos a sufrir por ello.
Sufren como malhechores, pero no hicieron nada malo. Parecen criminales, pero no cometieron ninguna falta. Son simplemente cristianos valientes que defienden el nombre de Jesús a pesar de las amenazas, y sufren por esa decisión, porque creen en Jesús.
REFLEXIÓN – Vos, ¿Creés en Jesús?

Related Articles