22 de Mayo – Miembros

“Así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.” 1 Corintios 12:12
Miembros
Hay veces que por no cumplir con la tarea que cada uno tiene, se complica el normal desempeño de todo. Hace una semana, sufrimos un paro general de subtes, y como algunos cientos de personas que estaban de paro, no cumplieron con sus funciones, hubo más de un millón de personas que sufrieron serias complicaciones de transporte. Como algunos no cumplieron con sus tareas, muchos fueron perjudicados.
Cada cual tiene una responsabilidad social que de no cumplirla afecta al resto. Por lo general, los paros de micros de larga distancia, se programan para los días de vacaciones, así la presión es mas fuerte porque hay muchas mas personas que quiere viajar. Y no cumplir con sus actividades normales genera un serio problema para el resto.
Es como el cuerpo humano, cuando te duele la cabeza, y te sentís mal, no tienes ganas de hacer nada. Simplemente porque te duele la cabeza. El resto funciona bien, pero se ve afectado por ese malestar individual.
Pablo no sabía nada de paros, pero si conocía el cuerpo, y toma este mismo ejemplo para clarificarnos la idea de Dios para la iglesia. Así es el cuerpo de Cristo. Todos somos miembros y cada uno tiene una función específica determinada por Dios para que el cuerpo de Cristo funcione perfecta y sincronizadamente.
Pero si uno no cumple su función y deja de hacer lo que fue designado para realizar, su decisión no solo le afecta a el personalmente, sino que perjudica a todos. El cuerpo entero se resiente por el paro de uno de sus miembros. A veces pensamos que nuestra indiferencia o falta de interés en las cosas de Dios pasa desapercibido, a nadie le importa y nadie lo nota.
Pero la realidad es que en el Reino de Dios, cada uno tiene una responsabilidad que Dios le delego. El no cumplirla eficientemente, produce un grave problema para el resto. Tal vez sea mas cómodo para vos, pero tu comodidad va en perjuicio del resto del cuerpo de Cristo.
Hoy es tiempo de tomar conciencia, que no podemos ser haraganes en la Obra de Dios, es tiempo de ser responsables y cumplir con nuestros deberes.
REFLEXIÓN – Tu paro perjudica al resto. Ojo

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles