23 de Febrero – Posible

«¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible.» Marcos 9:23 (NVI)

Posible
Hace justo un año fuimos a comprarle e uniforme a Juampi para que empiece el primer grado. Pensar en esto hace 5 años cuando nos dieron el diagnostico de parálisis cerebral era un completo imposible. Su cuadro a futuro era lamentable. Los médicos no nos daban ninguna esperanza. Cuando Miri trajo el equipo de gimnasia azul Francia y las chombas blancas Juampi enloqueció de alegría. ¡Era lo único que le faltaba para empezar primer grado con todas las de la ley! Se lo probamos y le quedaba hermosísimo.
Nos miramos con Miri y se nos explotó el corazón de orgullo. Nuestro hijo comienza primer grado. La silla de ruedas es apenas una contingencia. Juampi va a poder estudiar. El quiere ser medico para ayudar a otros o psicóloga como su mamá. Parecía imposible haber llegado hasta acá. Pero habíamos llegado.
Dios sigue haciendo milagros. Que Juampi pueda ir a la primaria y que sea tan inteligente es un milagros. Y detrás del poder de Dios está la oración de miles de hermanos y amigos preciosos que desde el 04 nos sostienen, consuelan y alientan. Y está el trabajo titánico de Miriam que cada día y todos los días lleva a Juampi (y ahora también a Connie) a las terapias, y al jardín y en casa continua con los masajes, la educación y la estimulación. 5 años de esfuerzo y sacrificio silencioso dieron su fruto.
Es cierto. Dios sigue haciendo milagros. Pero no va a hacer nunca lo que vos o yo podemos hacer. Eso no sería un milagro, sería ayudar a un haragán. Dios podría hacerlo porque tiene todo el poder y la autoridad. El mismo Dios que abrió el mar rojo en dos, ¿no podría hacer que Juampi camine y pueda agarrar un lápiz para escribir? Claro que sí. Él puede hacer todo.
Pero entendimos que hay cosas que tenemos que hacer nosotros. Esforzarnos y trabajar cada día, y confiar que Dios sigue siendo poderoso y puede hacer posible lo imposible.
Si hoy estás triste por lo que te toca vivir, puede ser que te cueste aceptar esta oferta de Dios. En los últimos 5 años muchas veces me sentí igual que vos. Pero a pesar de mi sentimiento, Dios seguía siendo el mismo. Y nos invita a confiar en Él. Dios puede.
REFLEXIÓN – Dios hace posible lo imposible.

Related Articles