24 de Agosto – Legado

“Con el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros, cuida la preciosa enseñanza que se te ha confiado.” 2 Timoteo 1:14
Legado
Cuando era chico veía un dibujito animado que se llamaba He man. Era un muchacho quetenía una espada, y cuando la alzaba e invocaba el poder de Greyscol, se convertía en un súper héroe musculoso y poderoso, que derrotaba a las fuerzas del mal.
Me hice una espada de madera de cajón de manzana bastante similar a la de He man, pero jamás logre convertirme en nada. Jamás se me infló ningún músculo. Pero la idea del súper héroe que tiene un secreto que lo hace distinto al resto esta latente en todas las películas, los comics, las historietas y las revistas. Siempre el bien finalmente vence al mal. Gracias al héroe que tiene un poder secreto que utiliza para que el bien triunfe.
Hoy en día se plantea otra batalla, mucho más terrible y dramática, porque es de verdad. Es una batalla cotidiana y permanente. Una batalla que no termina cuando nos dormimos a la noche. Es una batalla tan antigua como el hombre mismo. El diablo esta intentando confundir la mente y los pensamientos de las personas. Y su más grande objetivo es que cada uno piense lo más opuesto a lo que Dios pide
Y lo más terrible, es que lo esta consiguiendo. Cosas que para nuestros padres eran prohibidas, hoy son temas corrientes y de lo más común entre los adolescentes. Se corrieron todos los limites, ya no hay respeto, ni moral, ni decencia.
Por eso Pablo le advierte a Timoteo y también a nosotros, que debemos invocar el más poderoso nombre para combatir contra esta situación. Tenemos de nuestro lado al Espíritu Santo, que nos guía a toda verdad, que marca el límite entre lo correcto y lo incorrecto, pero tenemos que escucharlo. Y es tiempo de volver a darle la importancia vital que tiene, para que guiados por su mano, podamos defender y mantener la enseñanza que Dios sigue queriendo impartir hoy, en tu vida.
Si para vos, la Enseñanza de la Biblia no es preciosa, el enemigo ya gano la batalla en tu mente. Pero todavía podes recuperarte. Es tiempo de dejar actuar al Espíritu Santo para que modifique tus pensamientos, y te haga cuidar y predicar la gloriosa enseñanza de Dios.
REFLEXIÓN – Sos el guardián de la Biblia, y tienes que vivirla.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles