24 de Julio – Ciclotímico


¿Está alguno afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.” Santiago 5:13 (NVI)
Ciclotímico
Los sentimientos de las personas son muy cambiantes. Hay días que estamos contentos y días que estamos tristes, días que estamos eufóricos y días que estamos deprimidos. La Biblia siempre tiene un consejo oportuno para cada momento. Nos deja pautas generales para comportarnos.
En este texto Santiago nos recuerda que muy posiblemente, cambiemos seguido de estado de ánimo, y sin importar la razón, nos deja un consejo. Es cierto que no hay problema más grave que el problema propio. El examen de matemáticas del niño de segundo grado es su peor problema, pero para un adulto, es un tema sin importancia, casi insignificante. Para el adolescente el ser despreciado por la chica que le gusta es un asunto terminal, pero para el niño pequeño, es una bendición. Para el joven sin responsabilidades, que lo echen del trabajo es una oportunidad para salir a pasear, pero para el padre de familia es un problema vital. Para el adolescente, tener fiebre significa no ir al colegio y es una alegría, para el anciano, cualquier enfermedad es un problema serio.
Para cada persona su problema es el más grave. Y Dios sabe eso. Por ello, nos recomienda Santiago que cualquiera sea el inconveniente, cualquiera sea la preocupación que aflige la vida, el mejor remedio es encomendarle la dificultad a Dios. No es que Dios va a hacer desaparecer el problema. Aunque uno ore con mucha fe, quizá nunca desaparezca el problema, pero lo que sí es seguro, es que Dios nos dará la paz para soportarlo.
Ese es justamente el fin de la oración. Depositar en Dios todo el peso de nuestra preocupación y descansar sabiendo que Él se encarga del tema.
Y si no hay inconvenientes en tu vida, si todo te sonríe, si todo es felicidad, si solo hay momentos gratos, tampoco es bueno olvidarse de Dios quien es el generador de toda buena dádiva. Debemos estar alegres y ser agradecidos, debemos sonreír y cantar, sabiendo que Dios merece nuestra gratitud. No debemos olvidarnos de ninguno de sus beneficios. Cualquiera sea la situación por la que debas pasar, estar cerca de Dios es la mejor manera de vivirla. En las buenas y en las malas, es siempre la mejor opción.
REFLEXIÓN – Que tu ánimo tan cambiante no te aleje de la Roca inmutable.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *