25 de Agosto – Futuro

“Observa a los íntegros y rectos, hay porvenir para quien busca la paz.” Salmos 37:37
Futuro
Hoy las personas viven desesperanzadas. No creen en nada, no tienen esperanza. Ya no confían en nada ni en nadie. Nos mintieron tantas veces que no pensamos en el futuro. Solo miramos el presente y tratamos de pasarla lo mejor posible.
Por cualquier reclamo cortan la calle y te impiden el paso. El que miente consigue el mejor trabajo, vivimos en una sociedad donde el que hace trampa se sale con la suya, y el que actúa decente y honradamente, hace colas más largas, paga más impuestos, y sufre las consecuencias de la burocracia y la ineficiencia general.
Muchas veces estamos tristes y angustiados por cosas que nos pasan y miramos a los costados y vemos a personas de pésimo comportamiento, mentirosas, viles, corruptas o coimeras que prosperan, que todo le va bien, que no tienen problemas. En días así, uno se replantea su conducta, y se pregunta ¿para que sirve que sea tan buen cristiano, si los peores sujetos del planeta viven mucho mejor que yo?
Es el mismo pensamiento quetenía David cuando escribe este maravilloso texto. En su tiempo también, pasaba lo mismo. Los malos prosperaban y los rectos eran sometidos. Parecía que, como ahora, se premiaba la delincuencia y se castigaba la honradez.
Pero David saca los ojos de esta sociedad sucia, y los pone en Dios. Y mira su realidad desde el punto de vista de Dios. Porque hay otra manera de ver las cosas. No es ser un ciego fanático religioso, sino entender la situación actual, con la mejor mirada, con la mirada divina. Y para Dios, solo tiene futuro, y un porvenir aquel que es recto e integro. Aquel que se comporta bien en cada momento, aquel que es un fiel cristiano.
Hay otra versión que dice, que los íntegros tendrán un futuro feliz. Tal vez estés triste y decepcionado por todo lo que pasa. Pero no te equivoques, a la corta o a la larga, siempre el que obedece a Dios, obtiene lo mejor. Dios es fiel, y nunca deja desamparados a sus hijos fieles. No te dejes engañar por las falsas luces del facilismo. Solo los íntegros y rectos, tienen un futuro de paz. Elegí el tuyo.
REFLEXIÓN – Con Dios siempre hay un futuro mejor.

Related Articles