26 de Mayo – Inutilidad

“No desecho la gracia de Dios. Si la justicia se obtuviera mediante la ley, Cristo habría muerto en vano.” Gálatas 2:21

Inutilidad.
Es muy extraño los argumentos que las personas ponen para justificarse y ganar el cielo, como recompensa a sus buenas acciones.
Es como si llevaran una contabilidad de buenas y de malas obras, y al final de la vida, Dios cierra el balance de sus acciones y pecados, y en base al resultado del mismo, determina el destino eterno de sus almas. Esta idea de ganarse el favor de Dios a través de buenas obras, es lo que hace tan difícil para muchos adultos comprender el mensaje de salvación que Dios ha establecido para los hombres.
Pensar que Dios regala un lugar en el cielo, solo porque nos ama, y permite que Cristo pague el precio de nuestra salvación, es algo que no entra en la mente de muchas personas. Les parece imposible que un lugar tan increíblemente precioso y deseado como el Cielo, pueda ser obtenido sin dar nada a cambio.
Este mismo problema tenían los gálatas hace 2000 años. Y Pablo les deja una frase eterna que demuestra la grandeza de la obra de Jesucristo. Si hay algo realmente molesto, es algo inútil. Esas cosas que no se usan para nada, son las primeras que tiramos a la basura, al momento de ordenar el cuarto.
Esa misma idea tiene Pablo cuando menciona este texto. Dice que si el Cielo se pudiera ganar mediante las obras que cada uno hace, entonces Cristo murió en vano, sin sentido, la muerte de Cristo estuvo de más.
Y pensar en los terribles sufrimientos de Cristo, en su separación del Padre cuando cargaba todos mis sucios pecados y los tuyos, en la soledad cuando fue dejado por sus discípulos, en que murió, en los látigos, en las espinas, en los golpes, en las escupidas, en los clavos, en la sed, en la tortura, pensar que todo esto lo sufrió Cristo habiendo otra manera de alcanzar el Cielo, me parece una total locura. Porque si bien, para uno es sin costo, Cristo tuvo que pagar el precio total de tu salvación y de la mía.
No hay acto de amor más grande, único y especial que el sacrificio de Cristo para lograr tu salvación y la mía. Era la única manera de lograrlo. Por eso, Cristo es único y útil.
REFLEXIÓN – ¡Gracias a Dios, por su Gracia!

Related Articles