27 de Noviembre – Bajada


Isacar, asno fuerte que se recuesta entre los apriscos. Al ver que el descanso era bueno y la tierra deleitosa, bajó su hombro para llevar carga y sirvió como un esclavo.” Génesis 49:14-15 (RVR)
Bajada
Dijo el General San Martín “Serás lo que debas ser o no serás nada”. Podrás vivir haciendo otra cosa, pero no será tu verdadera vida. Quizá ni te des cuenta de lo que te perdiste, pero vas a desperdiciar todo tu enorme potencial.
La misma idea tuvo el patriarca Israel al momento de bendecir a sus hijos antes de morir. Me llama la atención lo que le dice a Isacar.
El aprisco es un lugar escarpado en la montaña, donde hay rocas, y es de muy difícil acceso. No es un lugar muy cómodo para vivir, pero es seguro. Isacar miró para abajo, y vio la llanura, la tranquilidad, el pasto verde y tuvo que elegir. Y eligió ser una mula de carga en la llanura, en lugar de un asno libre en las alturas de la montaña.
Esto nos llama la atención a nosotros y a nuestras decisiones. Dios nos guarda en la Roca Eterna (Jesucristo). Nos invita a buscar las cosas de arriba, a vivir, a mirar, a pensar, a hablar y a actuar de manera santa.
Pero a veces miramos para abajo, y nos atraen las luces del mundo, sus principios, su estilo de vivir. Y tomamos la decisión equivocada de alejarnos de Dios y vivir de manera mediocre en la llanura de este mundo, esclavos en lugar de libres, aparentemente divertidos en lugar de santos.
Dios es un Dios celoso y no le agrada la doble vida. No hace falta hacer algo demasiado terrible para actuar como Isacar. Un solo pecado alcanza, porque para Dios no hay categorías de pecado. Solo hay pecados de consecuencia grande y pecados de consecuencia chica, pero que no dejan de ser pecado y algo que a Dios le desagrada.
Una mentira, un chisme, una envidia, una mirada obscena, un mal pensamiento, un lugar dudoso, alcanzan para que descendamos de la altura de Dios y nos arrastremos en la llanura de la vida cotidiana. Hoy es el día de mirar para arriba, hoy es el día de vivir en lo alto, hoy es el día de mantenerse digno.
REFLEXIÓN – Una vez que bajaste, subir el monte siempre es más difícil.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *