28 de Julio – Señal

“Esto servira en Egipto de señal y testimonio del Señor todopoderoso. Cuando ellos clamen al Señor por causa de sus opresores, el les enviara un salvado y defensor que los librara.” Isaias 19:20
Señal
Ya no habia más tiempo para esperar arrepentimiento. Dios estaba cansado de los desplantes de su pueblo. Los llama prostitutas y adulteros. Habian sido infieles a Dios con cualquier idolo pagano barato y sin sentido de sus vecinos. Y Dios no estaba dispuesto a tolerar más esa infidelidad. El castigo iba a ser durisimo, para que todos sepan las consecuencias que tenian tentar a Dios y serle infiel. Un castigo como ningun otro.
Muchos de los pocos que se iban a salvar del terrible aniquilamiento en Jerusalen iban a ser deportados a Babilonia. Solo muy pocos iban a quedar viviendo en la destruida ciudad. Solo iban a dejar a los más pobres para que la ciudad no quede desierta. Y no tenian muchas esperanzas de vivir bien. Eran los más pobres, los que no tenian ninguna propiedad.
Y ahora se encontraban sin gobierno, sin fuerzas, sin economia, sin aliados, sin futuro, sin esperanzas para seguir con sus vidas, viviendo en una ciudad desvastada. Y Dios hace esta magnifica promesa. Cuando no habia ya nadie en quien confiar, cuando las promesas humanas estaban todas rotas, cuando no habia más esperanza de una solucion de parte del gobierno, Dios iba a escuchar el clamor de sus hijos y los iba a ayudar.
En el más terrible de los problemas, cuando se hacia más oscura la noche, cuando ya habian bajado los brazos para rendirse en el fracaso y en los problemas, una vez mas, Dios acude en respuesta a las oraciones y provee de un defensor. Alguien que tiene una solucion.
Me maravilla pensar en el amor de Dios, que siempre tiene un poco más para dar. Es una fuente inagotable. Nunca se termina, Dios siempre sigue mostrando su incomparable amor. Es cierto que el castigo por la desobediencia a Israel fue duro y ejemplar. Pero no fue permanente. Una vez mas, demostro que detras del castigo, estaba su mano de amor.
Y en tu vida hace lo mismo. Nunca te desampara, nunca te abandona, nunca te deja solo. Siempre escucha tus oraciones, nunca hace oidos sordos. Dios siempre tiene una respuesta oportuna y justa. Su amor excede todo problema.
REFLEXIÓN Dios es mayor al mayor de tus problemas.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles