29 de Agosto – Guía

“Déjenlos; son guías ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo.” Mateo 15:14
Guía
La ceguera es algo terrible y durísimo. Uno no puede imaginarse lo complicado y difícil que es la vida para un no vidente. Es cierto que se agudizan los otros sentidos y que adquieren una capacidad especial para orientarse. Pero es una vida extremadamente difícil.
Jesucristo, conocía muy bien este problema. Hay algunos que sostienen que con esta frase, Cristo se estaba burlando de los no videntes. Esta afirmación es una absoluta tontería. Porque jamás Jesucristo, se va a burlar de nadie, porque es el ejemplo supremo del respeto por el otro. Y mucho menos, si esa persona tiene alguna discapacidad.
Lo que quería Cristo dejar en claro es que no puede un ciego guiar a otro. Su propia discapacidad le impide ser un buen guía. No es que sea malo o bueno. Simplemente no puede. No es un juicio de valor sobre la persona. Es una descripción objetiva de una imposibilidad. El ciego no sabe como llegar a su destino, no tiene manera de ubicarse, pierde la orientación porque no puede ver. Esto les pasa a muchos líderes religiosos.
Cristo hace este comentario, hablando de aquellos religiosos que querían guiar a otros, pero que no podían hacer lo que ellos mismos ordenaban como mandamientos. Hacían el famoso: Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago. Y con este tipo de actitudes, es imposible ser el guía o el líder de alguien. Cuando no hay relación entre las palabras y los hechos, las órdenes se debilitan y el ejemplo se pierde.
Si un ciego te guía, lo más probable es que ambos tropiecen. No podemos guiar ni ser ejemplo de alguien cuando no sabemos por donde vamos. No alcanza con decir las cosas, hay que vivirlas. No podemos vivir un cristianismo contado, hay que vivir a Cristo.
Hoy Jesucristo nos llama a marcar la diferencia. En medio de una sociedad cansada de falsos lideres, de guías mentirosos y de promesas sin cumplir, Dios llama a sus hijos para que seamos fieles a lo que sostenemos, a que seamos dignos de ser imitados.
Hay muchos que hoy te están mirando. Dios espera que puedas guiarlos a amar a Dios y a respetarlo, de la misma manera que vos demostrás cuanto amas a Dios y lo respetas.
REFLEXIÓN – Viví para guiar.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles