3 de enero – Todo

“Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo, ni planes, ni conocimiento, ni sabiduría.” Eclesiastés 9:10 (NVI)
Uno siempre espera el momento de una gran acción. Ser el protagonista de un hecho heroico. Pero por lo general, ese momento nunca llega. En contraposición, hay cientos de actos que se repiten a diario a los que les prestamos muy poca atención. Quizá, precisamente porque son cotidianos y rutinarios. Y creo que es hacia esos hechos adonde apunta el sabio Salomón cuando nos da este consejo: “Todo lo que te venga a la mano para hacer”. No discrimina, no elige, no selecciona, significa todo.
Es cierto que no siempre tenemos las mismas ganas de actuar, pero este consejo es muy abarcativo. Incluye: despertarse con una sonrisa y decirle algo lindo a nuestro cónyuge, ser cortés en el momento de subir al tren, conversar con educación, hacer la comida con rico sabor, ser amable con los que nos rodean, abrazar, ser dulce, limpiar la casa todos los días como si se tuvieran visitas, ver las necesidades de los otros y estar dispuesto a ofrecer ayuda, sentarse al lado del que está solo y triste, disfrutar de la alegría ajena.
Hay cientos de pequeñas acciones cotidianas que se podrían agregar a la lista, y Salomón nos recuerda que cada una de ellas debemos hacerla con toda nuestra capacidad y empeño. No importa si somos o no correspondidos, y es muy probable que, a veces, ni siquiera nos agradezcan lo que hacemos. Pero es necesario comenzar a romper esta tendencia egoísta de pensar siempre en uno y olvidarse de los demás.
Vivimos días en que predomina el individualismo. Cada vez más, se ve esta tendencia de buscar sólo la satisfacción de las necesidades propias. Perdimos la sensibilidad de ver por el otro, de preocuparnos, de saber cómo está. Y llevamos esta actitud a la iglesia.
¿Sabés en qué trabaja cada miembro de tu congregación? ¿O cómo está compuesta su familia? ¿Sabés qué estudia y como le va con los exámenes? ¿Sabés cuáles son sus sueños? Una canción dice “Todo cambiará, si algo brilla en tu corazón”. Enfrentemos este día con una nueva disposición para hacer cada cosa de la mejor manera, cada pequeño acto, cada intervención, y pongamos en cada obra que hagamos nuestro corazón.
REFLEXIÓN — Ahora es tu oportunidad, no la desperdicies.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles