3 de Mayo – Gobernar

“Yo te ruego que le des a tu siervo discernimiento para gobernar a tu pueblo y para distinguir entre el bien y el mal. De lo contrario, ¿quien podrá gobernar a este gran pueblo tuyo?” 1 Reyes 3:9
Gobernar
Siempre me sorprendieron los motivos por los cuales Salomón le pide a Dios sabiduría. Él necesitaba discernimiento para distinguir entre el bien y el mal. Había vivido toda su vida en el palacio. Conocía lo fácil que era pasarse de la delgada línea que dividía lo correcto de lo incorrecto. Estaba habituado a los manejos políticos, a devolver favores con otros favores. Sabía de los arreglos entre estados, de los acuerdos de café. El poder da impunidad.
En tiempos donde no había prensa, ni poderes separados, ni justicia, ni televisión, la corrupción y el abuso eran infinitamente peores, y en esos días, Salomón pide la capacidad para distinguir entre el bien y el mal. Es muy difícil poder distinguir lo correcto de lo incorrecto cuando estás adentro, cuando todo te ayuda a sacar provecho de una situación ventajosa. Pero Salomón quiere gobernar bien.
Y el secreto esta en lo que él sabia. El pueblo que debía gobernar no era de él, no era para su beneficio. Era el pueblo de Dios, y por eso era fundamental hacer las cosas bien. Era mas que responsabilidad política, y deber hacia el pueblo. Salomón sabía que estaba gobernando sobre personas que eran propiedad de Dios, y eso lo llenaba de responsabilidad.
Quizás vos hoy no tengas ninguna responsabilidad, no definas el destino de nadie, sos uno más del montón que transita por tu país sin poder definir nada. No tienes poder, no tienes fuerza, no tienes ningún gobierno, pero hay algo en lo que sos igual que Salomón. Vos también hoy, tienes que gobernar y decidir sobre algo que es propiedad de Dios. Tu vida.
Y por eso es tan importante que vos también, busques discernimiento. Que sepas distinguir entre lo bueno y lo malo. Que sepas que es lo correcto y lo incorrecto. No depende de tu moral, de tu educación, de las costumbres de tu cuidad, de los hábitos de tu casa, depende solo de tu temor de Dios. No te engañes. Mejor imita al hombre más sabio del mundo, el busco la sabiduría para poder vivir bien. Goberna bien tu vida.
REFLEXIÓN – Dirigi bien tu vida, es la clave para hacer el resto bien.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles