3 de octubre – Verdad

“Le dijo Pilato ¿Qué es la verdad? Y dicho esto, salió otra vez a donde estaban los judíos y les dijo: Yo no hallo en él, ningún delito.” Juan 18:38 (RVR)
Todos buscan la verdad, y cada uno defiende su concepto sobre ella. Es el deseo de cada persona poder encontrarla. Ha sido el origen de muchas discusiones entre filósofos, humanistas, pensadores, estadistas y científicos. Pero también es un problema que se plantea el hombre común.
Hay tantas “verdades” circulando por el mundo que uno no sabe a quien creerle. Hay tantas realidades parecidas que a uno le cuesta distinguir entre lo que es y lo que no es. Eso mismo le pasaba a Pilato. Estaba dudando sobre una terrible decisión. Y no tenía claridad, no sabía qué hacer. Necesitaba saber la verdad y no podía verla, no sabia dónde encontrarla.
Su pregunta angustiante, traspasó el calendario y su época, y continúa aún vigente. La gran pregunta de Pilato sigue siendo hoy la nuestra, después de dos mil años. ¿Qué es la verdad? Y en medio de tantas dudas, hay algo que es completamente seguro. Cristo es la Verdad.
Es notable, que cuando se definió, no lo hizo como “una” verdad, o como alguien que dice “la” verdad. Él es, la “Verdad” en persona. Su propia esencia es la Verdad. Por eso dijo Juan que no hubo engaño en su boca. No hay ambigüedades en Cristo. Él es la “Verdad Absoluta”. En medio de esta sociedad mentirosa, donde nada es lo que parece, todo es relativo y no se puede confiar en nadie, es muy gratificante poder descansar en la seguridad de la única verdad: Cristo.
Por eso es que murieron los mártires de la primera iglesia. Ellos habían experimentado esa verdad, la habían conocido y se jugaron por ella. Estaban dispuestos a dar la vida por Cristo porque estaban convencidos de la fuerza de Su verdad. Nadie muere por una mentira, tampoco cuando hay dudas. Cientos de mártires dieron su vida por Cristo, porque sabían que Él era La Verdad.
Todo lo contrario de Pilato, que por no saber dónde estaba la verdad, se dejó llevar por comentarios de terceros. En lugar de buscar una respuesta para su pregunta, buscó la comodidad de la salida más fácil.
Vos ahora también tenés un compromiso con la verdad. Tenés un compromiso con Cristo.
REFLEXIÓN — La única Verdad absoluta es Cristo.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles