30 de Mayo – Noticia

«Porque la voluntad de Dios es tu santificación, que te apartes de la fornicación.» 1 Tesalonicenses 4:3
Noticia
A la caza de Pornoadictos, nota del diario Clarín
Si se busca la palabra ‘pornografía’ en Google aparecerán más de 4 millones de páginas para visitar. Pocos días atrás el dominio porn.com fue vendido por 9 millones de dólares, convirtiéndose en uno de los montos más altos en la historia de este tipo de páginas. El 89% por ciento del porno mundial se produce en Estados Unidos y lo sigue Alemania con apenas el 4%. Se calcula que el 12% de los sitios Web son pornográficos, que el 25% de las búsquedas en Internet tienen que ver con esto y que el 35% de las descargas se relacionan con el tema.
Sólo en Internet, la pornografía suma anualmente más de 2.800 millones de dólares en ganancias (89 por segundo) y cada día nacen casi 300 páginas de este tipo. Dentro de este marco, es lógico que la proliferación de patologías ligadas al porno, el sexo y la masturbación, sea potenciada.
Craig Gross, autodenominado ‘ primer pastor porno’, posee un master en negocios y lo aprovecha al máximo: utiliza técnicas novedosas de autopromoción y humor para captar adeptos en su cruzada evangelizadora. No cabe en el estereotipo de pastor, ya que ronda los treinta años, usa jean, remeras o camisas de última moda y el pelo revuelto a lo ‘grunge’. Creó, junto a su socio Mike Foster, el sitio xxxchurch.com (Iglesia de la triple x), una trampa para captar adictos, con la estética de los sitios porno. Además, organizan citas denominadas «Porno y Panqueques», una convocatoria en distintas ciudades, donde familias enteras se reúnen a hablar de pornografía, entre debates, rezos y shows
Aquellos que lo tienen en la cabeza deben tomar conciencia de que tienen un problema, primero con ellos mismos y después con la familia y los amigos cercanos. Recuperarse es un proceso que no sucede de la noche a la mañana», comenta Gross.
Me llamó la atención esta noticia, que demuestra lo decadente que esta nuestra mente. Ya no hay límites para este mal. Solo podemos controlar nuestra mente y nuestros dedos cada vez que entramos en Internet.
No te dejes seducir. Frente a este bombardeo de pecado, Dios espera que vos te mantengas limpio. ¡Mucho cuidado con lo que miras! Dios llama a eso pecado.
REFLEXIÓN – Dios exige tu santidad.

Related Articles