31 de Marzo -Maestro

“Ustedes me llaman Maestro y Señor y dicen bien, porque lo soy.” Juan 13:13
Maestro
En el día del maestro en Argentina, se recuerda a Domingo Faustino Sarmiento. Un maestro que llegó a ser presidente de la nacion y que segun dicen, nunca falto a clase. Fue tan imporante que hasta le hicieron un día para recordarlo. Pero generalmente, al dia siguiente, ya nadie se acuerda de Sarmiento. Y pasa al olvido como otros tantos famosos.
Hombres que forjaron la historia nacional, que fueron héroes, que se sacrificaron por sus ideales y lucharon contra todo y contra todos, para hacer de est país, un pais mejor. Hombres con aciertos y errores, pero que dieron todo de sí. Hombres ejemplares, pero que pasan al olvido.
Y me ponia a pensar que muchas veces, asi como nos olvidamos de lo que nos enseñan en el colegio, nos olvidamos también del Gran Maestro. Cristo fue, es y sera siempre el Gran Maestro y Señor, el unico y maravilloso ejemplo absoluto de la vida. Es quien mejor enseña, es el ejemplo perfecto en todo.
Y muchas veces, no le damos importancia, menospreciamos lo que nos enseña, no tenemos ganas de escucharlo, no modificamos nuestra manera de vivir, nuestras costumbres, estamos muy ocupados con otras cosas como para prestarle atencion. Y como no nos manda a marzo o a diciembre, ni nos pone en penitencia, a veces lo respetamos menos que al maestro del colegio, aunque El es el Ser mas importante del Universo.
Y esta es una actitud lamentable. Es como tomar agua cuando nos ofrecen gaseosa, es como comer pan viejo cuando nos ofrecen pollo con ensalada. Muchas veces, por ser tan tontos, no queremos escuchar al Gran Maestro, no le prestamos atencion, no nos importan sus enseñanzas, seguimos haciendo lo que queremos, aunque a El le moleste.
Creo que es tiempo de revalorar a Cristo y darle la magnitud que merece. Es tiempo de volver a reconocer lo grande y maravilloso que es. Y como es el Gran Maestro, volver a escuchar y a aceptar, todo lo que nos enseña. Y debemos hacerlo todos los dias, no cuando tengamos ganas o para celebrar algo, con Cristo. No te olvides que el Señor Jesús es el Gran Maestro.
REFLEXIÓN – ¿Es Cristo tu Maestro y Señor?

Related Articles