4 de junio – Aviso

“Aprendan de la higuera esta lección: Tan pronto como se ponen tiernas sus ramas y brotan sus hojas, ustedes saben que el verano está cerca.” Mateo 24:32 (RVR)
Hubo dos anuncios que conmovieron al mundo. El presidente electo Barac Obama invitó al mundo musulmán a comenzar sus relaciones a partir de 0. En un acto sin precedentes en la historia de los EE.UU. el presidente dio un enorme paso de buena voluntad para comenzar un proceso de paz con un pueblo que históricamente fue su enemigo.
Simultáneamente, la Organización de los Estados Americanos (OEA) anunció que Cuba iba a ser invitada para volver a participar en sus sesiones ordinarias. En 1962, a causa de la guerra fría, EE.UU. había logrado expulsar a Cuba con el apoyo de los miembros de aquellos días. Cuarenta y siete años después, se decidió recomponer las relaciones en la búsqueda de consolidar una paz mundial que cada día pareciera más lejana. Pensar en cualquiera de estas dos posibilidades hace algunos años era una utopía absoluta.
Todo está orientado a favorecer la integración mundial para la paz entre las naciones, un tema pendiente que cada vez se agrava más y que se ve como imposible. Es el supuesto deseo de todos los dirigentes, pero hasta ahora ninguno había hecho ningún gesto en concreto.
No es casualidad, Dios ya lo había avisado. Antes del fin, en medio del caos y la violencia mundial, se va a levantar un líder que proveerá al mundo de una supuesta paz generalizada. Este no será otro que el anticristo. El futuro líder del Apocalipsis. Era imposible pensar en esto hace algunos años. Pero al leer estas noticias fue notorio el cambio. Se está preparando el escenario para que aparezca.
No sabemos quién es, ni cuando va a comenzar a ocupar su puesto, pero Dios nos está avisando. Nos presenta las señales del fin. Nos está diciendo que falta poco. No te dice ni el día ni la hora, pero te avisa que viene. El fin del mundo se acerca y para los cristianos será el momento glorioso de poder acceder a la presencia misma de Dios.
Pero para el resto será un tiempo de sufrimiento extremo, de dolor y de castigo permanente. ¿Te gustaría que tu mejor amigo, tu hermana, tu papá o tu novio lo padecieran? El fin está cada vez más cerca, y Dios te esta avisando.
REFLEXIÓN – Ojo, está cerca.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles