5 de Abril – Espías

“Sin embargo, muchos de ellos, incluso de entre los jefes, creyeron en el, pero no lo confesaban porque temian que los fariseos los expulsaran de la sinagoga. Preferian recibir honor de los hombres mas que de Dios.” Juan 12:42-43
Espias
Cuando era chico, uno de mis heroes preferidos era James Bond, el agente 007. Un espia que lograba las cosas mas increibles, se infiltraba en las organizaciones mas peligrosas, descubria los secretos mejor guardados, era un maestro del disfraz. Era el agente secreto perfecto.
Cuando creci, me di cuenta que el pobre 007, tenia una vida muy triste. Se la pasaba mintiendo. Nunca era el mismo, siempre estaba simulando ser otra persona. Nunca era lo que decia que era.
Pero 007 no fue el primero, y lamentablemente tampoco sera el ultimo. Ya en los dias de Jesus, muchos actuaban igual que el. Juan nos cuenta que muchos de los jefes religiosos de su epoca habian creido en Jesus. Pero lo mantenian en secreto, porque tenian miedo de los fariseos, que eran los enemigos de Cristo.
Es notable que Juan no pone en duda la fe de estos hombres. Ni los descalifica haciendo comentarios sobre sus actitudes, o manera de ser. Pero los describe con una frase que es terrible. Ellos preferian recibir honor de los hombres mas que de Dios.
Aunque habian creido en Cristo y eran salvos, y podian disfrutar de las bendiciones de Dios seguian queriendo mantener sus privilegios sociales. En la balanza de sus vidas, pesaba mas el reconocimiento de sus pares, que la opinion de Dios. Y se transformaron en cristianos secretos. Hombres con doble vida. En privado honraban a Dios y en publico disimulaban.
Hoy tambien hay muchos cristianos secretos, que en la iglesia son buenos, incluso a veces oran en publico, llegan peinados y a veces en hora, son obedientes, se comportan como Dios quiere, hablan como cristianos y llevan la Biblia abajo del brazo, pero cuando termina el fin de semana, se sacan el disfraz de creyente, y se ponen el otro, el disfraz de la semana. Y ya no hablan como cristianos, ni tienen la Biblia abajo del brazo, ya no oran, ni son obedientes y su conducta es pesima. Viven una doble vida, jugando con Dios y con el diablo.
Dios detesta a los cristianos secretos. No seas vos uno de ellos.
REFLEXIÓN – El secreto mata al cristiano o el cristiano mata al secreto.

Related Articles