5 de agosto – Plan

“Y ahora habla con los habitantes de Judá y de Jerusalén, y adviérteles que así dice el Señor: “Estoy preparando una calamidad contra ustedes, y elaborando un plan en su contra. ¡Vuélvanse ya de su mal camino; enmienden su conducta y sus acciones!” Jeremías 18:11 (NVI)
Después de la derrota electoral de Junio del 2009, cuando el oficialismo perdió su mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso Nacional, hubo un cambio desde el gobierno. Comenzó un diálogo con las fuerzas de la oposición (algo que no se había producido antes), y se flexibilizó algo el trato con aquellos que reclamaban. Dos noticias del diario del 6 de agosto de ese año, son una clara demostración de esto:
Comenzó el debate de los superpoderes en el Senado
Un plenario de las comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales del Senado se reúne para darle ingreso formal al proyecto. Pero hay acuerdo político en que no habrá dictamen aún y que el debate más fuerte será la semana que viene.
Diputados dio media sanción a la ley de Emergencia Agropecuaria
La Cámara baja aprobó esta madrugada por unanimidad el proyecto sobre la creación de un fondo de 500 millones de pesos, que serán destinados a mitigar los daños de las emergencias climáticas y a recuperar la capacidad productiva.
Era completamente impensado, en los meses anteriores a las elecciones, que se cuestionaran los súper poderes que la presidenta tenía para agilizar sus medidas nacionales. El cambio político que se decretó en las urnas, obligó al gobierno a debatir el tema. Algo similar sucedió con el pedido de emergencia agropecuaria, un tema que con distintos matices, tenía casi más de un año de antigüedad. Ante la necesidad, el gobierno cambió de plan.
Jeremías le estaba avisando al pueblo de Israel que tenía que hacer lo mismo. Estaba actuando de una manera que Dios desaprobaba. Parecía que los israelitas hacían todo lo posible por ofender a Dios y romper sus mandamientos. Y el juicio divino estaba al caer. Ya la sentencia era firme y el profeta se esforzaba por hacerles entender a estos cabezas duras, que de mantener su conducta no habría salvación. Era necesario elaborar otro plan. Lamentablemente, estos hombres tontos no lo hicieron, y la guerra, la destrucción y el exilio fue el castigo sufrido.
Pero hoy vos podés elegir. Si hacés un auto análisis, vas a encontrar en tu vida muchas cosas para cambiar. No seas tonto. No sigas el mismo camino, es tiempo de reconciliarte con Dios.
REFLEXIÓN – Cambiá de plan

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles