6 de Junio – Garantía


Y toda esta congregación sabrá que Jehová no salva con espada ni con lanza, porque de Jehová es la batalla y Él os entregará en nuestras manos.” 1 Samuel 17:45 (NVI)
Garantía
Cuando las cosas no andan bien dudamos de todo. Es fácil confiar cuando todo marcha bien, cuando tenemos salud y trabajo, cuando la economía del país avanza y crece y la iglesia es un lugar donde reina el amor. Cuando no tenemos discusiones con nadie ni hay angustia en el corazón, ni preocupación en la mente. En esos momentos nuestra fe nunca flaquea. Y hasta podemos sonreir.
Pero cuando las circunstancias cambian, cuando aparecen los problemas y las dificultades aumentan, cuando no todo es lindo ni agradable, uno comienza a preocuparse y su fe se puede desmoronar.
Todo es distinto cuando las cosas no salen bien y aparecen los fracasos y los momentos difíciles; todo está oscuro y no vemos salida. Y cuando estos días se repiten uno tras otro, y salimos de Guatemala para entrar en Guatepeor, nuestra fe flaquea.
Esto le pasaba al pueblo de Israel. Estaba en guerra contra los filisteos y había un gigante de casi 3 metros de altura que todos los días desafiaba a un israelita para pelear uno contra uno. El que ganaba, le daba el triunfo a su pueblo. El que perdía, lo convertía en siervo.
Y no había manera de ganarle a ese gigante. Goliat infundía miedo.
Hasta que apareció David, un muchachito delicado y hermoso, un pastor de ovejas que frente la situación, tuvo la capacidad de ver las cosas con la mirada de Dios. Israel no se iba salvar por la fuerza de la guerra, ni por espada, ni por lanza. Sino solamente porque Dios tiene el control.
No creas que vas a solucionar tu vida únicamente con tu capacidad personal. Dejar a Dios de lado es un suicidio. La victoria únicamente se logra cuando tenemos a Dios de nuestro lado.
David entendió que a pesar de las circunstancias, Dios es Poderoso y Soberano. No importa cuán difícil sea el problema ni cuán peligrosa la situación, ni cuán desesperante el inconveniente. Dios sigue siendo Soberano.
Al comenzar este día, que puede ser difícil o maravilloso, recordá siempre que Dios está por sobre tus circunstancias. Él tiene el control. Dios está de tu lado como Poderoso gigante. ¡Qué bueno que puedas alabarlo por ello!
REFLEXIÓN – Dios es garantía.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *