7 de Abril – Refugio


“¡Jehová de los ejércitos está con nosotros! ¡Nuestro refugio es el Dios de Jacob!” Salmos 46:7 (NVI)
Refugio
Dios tiene muchos nombres en la Biblia. Según la situación en la que se presentaba, era el nombre que elegía para identificarse. Todos sus nombres daban una noción de alguna característica propia de Dios. No eran nombres elegidos al azar. Cada nombre tenía un significado poderoso y eterno. Un significado precioso.
Todos los nombres de Dios que aparecen en la Biblia siempre lo relacionan con Su poder y autoridad sobre la tierra.
Jehová de los Ejércitos es la manera en que Dios se menciona para hacer referencia a su Soberanía, a su Majestad. Es quien gobierna el universo y el dueño de la iglesia. Y aunque el maligno es el príncipe de este mundo, Dios sigue siendo el Amo absoluto de todo. Él tiene siempre el control de cada situación de tu vida, porque Él es el Rey.
Uno siempre busca la compañía de alguien que lo proteja. Cuando somos niños buscamos el apoyo en nuestros padres, cuando crecemos, en algún maestro o en los amigos pero todos tenemos la necesidad de sentirnos cuidados y protegidos.
El salmista nos recuerda que los hijos de Dios tenemos este privilegio enorme y maravilloso. Él es nuestro refugio y nada nos puede separar del amor de Dios. El más poderoso ser jamás conocido es quien te cuida, te guarda y te protege. Es quien te refugia de las tormentas y de tus dudas, es quien te sostiene para que no decaigas, es quien te ama terriblemente.
El que está con nosotros es el más poderoso ser del universo. Es el creador de todas las cosas, es el origen de todo, es el dueño de todo, es el sustentador de todo. Es Dios.
No importa cuán grande sea tu problema o cuán difícil sea tu momento, nada es más grande que Dios. Él es tu refugio, te cuida porque te ama. No creas que las dificultades que estás pasando no tienen solución. Dios tiene un plan para tu vida y ese plan es perfecto, porque es el plan de Dios.
¡Qué confianza nos da pensar esto y qué gran motivo para agradecerle y alabarle, una vez más, por su poder, su gloria, su misericordia, su cuidado y su amor!
REFLEXIÓN – El más grande está a nuestro lado.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *