8 de Abril – Resurrección

“No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.” Mateo 28:6
Resurrección
El anuncio de los Ángeles a las mujeres ese domingo por la mañana fue lo más asombroso que nadie había dicho jamás. Había sido un sábado muy triste y oscuro para el grupo íntimo de Jesucristo. El madero manchado de sangre de la cruz, ya estaba vacío. El cuerpo de Cristo había sido enterrado en una tumba prestada el viernes por la tarde, antes que salga la primera estrella. Y mientras todo Jerusalén festejaba con alegría la pascua recordando el éxodo de Egipto hubo algunos que no pudieron comer el cordero.
Los discípulos no podían tragar su traición y abandono, las mujeres no podían tragar su tristeza y desconsuelo. Judas ya no podia tragar nada, porque se había roto el cuello al ahorcarse. Fue su sábado muy silencioso y triste. Todos ellos querían que pase lo más rápido posible. Pero las más apuradas eran las mujeres. Ellas habían visto a Cristo agonizando y muriendo en la cruz, y querían darle su ultimo adiós.
Por eso, apenas comenzaba a amanecer, ya estaban en la puerta de la tumba donde había sido enterrado Cristo, con sus perfumes y especies aromáticas. Caminaron con el corazón partido por la tristeza llevando a la tumba lo que tenian para despedir al Señor.
Pero cuando llegaron, encontraron la tumba vacía, la piedra corrida, y un angel que les avisa que el cuerpo que venían a embalsamar, ya no estaba. La muerte había sido derrotada. Nadie era tan poderoso como para poder retener en la tumba al autor de la Vida. Jesucristo ya no estaba en la tumba. Estaba vivo de nuevo.
Estremece pensar que Jesucristo, el Dios eterno que no tuvo comienzo ni final, que tiene el poder absoluto de la eternidad, un día estuvo muerto en una tumba prestada de Jerusalén. Pero esa situación era insostenible. No había poder que pudiera retener a Jesucristo en la tumba. Y con su resurrección mato a la muerte. Por eso hoy tiene el poder para dar vida.
Hoy Jesucristo esta vivo y victorioso. Ya no hay tumba donde ir a visitarlo. Esta sentado al lado de Dios Padre en el cielo en su Trono de Gloria porque el Cordero de la Pascua resucito y venció a la muerte. Hoy podemos celebrar una vez más la victoria total de Cristo.
REFLEXIÓN – ¡Cristo vive!

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles