8 de Febrero – Razón

“Dadle gracias; bendecid su nombre, porque Jehová es bueno. Para siempre es su misericordia, y su fidelidad por todas las generaciones.” Salmo 100:5
Razón
Íbamos para la reunión en el auto, y Juam Pi nos pide que pongamos la canción “Dios es bueno” que canta Marcos Witt. Y mientras sonaba la música en el auto, Juam Pi comenzó a cantar, como siempre hace y nos invitó a cantar con él, como siempre lo hace. Y una vez más mi pequeño hijo de casi 4 años me enseño más que muchas horas de estudio.
¿Cómo puede cantar un nene que no puede caminar, que apenas logra agarrar un tenedor y con gran esfuerzo pinchar algo de comida para llevárselo a la boca, que no puede jugar con sus amiguitos porque tiene poca movilidad en sus brazos, que cuando todos los nenes en el jardín juegan al canguro saltando, él sigue el juego desde su silla de ruedas? ¿Cómo puede un nene que se da cuenta de todo esto, cantar que Dios es bueno?
Los adultos somos más resentidos y juzgamos la bondad de Dios en función de lo que recibimos. Si Dios nos da es bueno, pero si no nos da lo que esperamos o queremos en el momento que lo deseamos, ya deja de ser bueno. Nos acostumbramos a condicionar a Dios, y perdimos la mirada simple de los niños.
Por algo Jesucristo decía que el Reino de los Cielos es de los niños. Porque ellos tienen la magia para creer todo aunque no haya ninguna razón para creer. A un niño le preguntás si quiere un caramelo y extiende la mano para recibirlo. A un adulto le ofrecés un caramelo y piensa que le vas a pedir a cambio, o que tal vez lo vas a robar, o que es un compromiso. Los niños son más simples y más sanos.
Por eso Juam Pi puede cantar que Dios es bueno. Sin importar lo que le de, porque sabe y conoce la esencia de Dios. No condiciona el amor de Dios a los beneficios recibidos. Sabe que Dios es mucho más grande y más bueno que lo que nos da. Por eso puede cantar. Y decidí cambiar mi mirada de Dios.
Hoy Dios nos ofrece la posibilidad de cantar de nuevo, y decir que Él es bueno. Sin importar que cosas no tengas, Dios es bueno. Agradecele.
REFLEXIÓN – Dios es la razón para cantar.

Related Articles