Entrevista con Fabián Liendo

Universo K – El nuevo estilo de Kyosko
Tras el exitoso ‘‘Maquillaje Gama’’, que lo depositó definitivamente en las
preferencias del público argentino, Kyosko comenzó a andar un camino que lo llevó
por todo el país y también a recorrer América Latina, Estados Unidos y Europa. A
tres años de aquel suceso discográfico, llega ‘‘Universo 4’’, con un estilo más
europeo y con una lírica que obliga a escucharlo más de una vez.
En una charla con Fabián Liendo, nos habló del nuevo disco, de los premios, de la
banda y de lo que se viene para Kyosko en este 2008.
Por Damián Sileo
Las expresiones que vierte Fabián Liendo cada vez que se lo consulta lo obliga a uno
a estar con los cinco sentidos pendientes, y si existiera un sexto sentido, también
ponerlo a funcionar. Es que sus respuestas suelen ir más allá de la media que uno
escucha de cualquier artista. Muchas veces hasta superan lo imaginable. Por eso,
antes de entrar de lleno a hablar de música, la pregunta de arranque con Liendo es
si es o se hace.
Fabián, cuando respondés a un requerimiento periodístico, ¿buscás sorprender con tus
respuestas o simplemente te sale así?
‘‘Tengo un huracán de sentimientos, me parece increíble tener que responder a una
pregunta como ésta. No creo que estemos hablando de apenas un detalle de la
personalidad.
Si la premisa sería sorprender estaría tal vez exponiendo un personaje despegado de
mi realidad y eso no interpretaría de ninguna manera el espíritu de Cristo. El día
que decidí seguir a Cristo elegí una manera de vivir, eso soy yo, es lo que elegí
ser y entiendo que es de las tantas cosas de lo que Dios espera de mí como hijo.
Por otro lado, todos los que de alguna manera tienen algún reconocimiento de la
gente, por más pequeño que sea, se convierte en un comunicador y el que comunica
debe hacerlo no desde el lugar más común sino desde una perspectiva que exponga
desde un ángulo distinto y con más profundidad, de lo contrario no estaría
comunicando más que lo que la gente ya sabe.
La realidad es que vivo y me expreso de esta manera porque no puedo negar mi
esencia, eso es lo que soy, un hijo de Dios.’’
Como para llevar un orden cronológico a la charla, hicimos una breve referencia al
pasado musical de Kyosko, el más inmediato, ‘‘Maquillaje Gama’’. Fue un disco con el
que la banda se cansó de recibir premios, tras los cuales Fabián se cansó tantas
veces de dar su visión particular de los mismos.
“Recibo este premio en nombre de Dios, ya que a El es a quien le pertenece. Lo
recibo como un incentivo de Dios para animarme a seguir saliendo a dar la vida por
la gente, de la misma manera que El lo hizo por mí. Si este reconocimiento no
serviría para eso, entonces solo quedaría en una pequeña fiesta familiar”.
Ante esta postura, ¿no pensás que suena a desmerecimiento de algo a lo que muchos detus colegas valoran muchísimo?
‘‘¡A quien se le ocurre pensar que
no valoro lo que Dios mismo ha decidido hacer y
manifestar! ¡Es un contrasentido! ¡Lo valoro y lo celebro enormemente! Es solo que
llegado ese preciso momento lo reciba con el mismo sentido por el cual Dios decidió
dármelo, recibirlo de la manera que lo haría Jesús en mi lugar, tal vez eso sea lo
contracultural en toda esta cuestión.
Vuelvo a insistir con esto, nos la pasamos diciendo que somos instrumentos de Dios y
por qué no entonces actuar de esa manera. Resultaría absurdo homenajear al pincel de
Picasso, por el simple hecho de que el maestro es Picasso. De la misma manera, si
decimos que somos instrumentos, ¿por qué lo voy a recibir como si yo fuera el
maestro, si sé que el maestro es Dios? El es quien lo hace, todo sale y vuelve a El.
¡¿Como me voy a adueñar de lo que no me pertenece?! Claro que la alegría de que si
hay tantos instrumentos, Dios haya decidido elegirme a mí, es inigualable y supera
todo lo imaginado.
Insisto en la idea de que hay momentos para hablar y el momento del reconocimiento
“ES” el momento de hablar y decir aquello por lo que Dios me llevó a ese lugar. De
lo contrario, ¿cual sería la diferencia con el mundo? Un premio recibido con otro
espíritu puede resucitar el YO y Dios nos necesita bien muertos.’’
Y del universo maquillado nos adentramos sin escalas en el universo de… ‘‘Universo
4’’, este disco con tanto sabor británico que hablar de las influencias, a esta
altura, sería un despropósito. Aún así, Fabián se despacha y dice que
“Estamos muy contentos con el disco, nos interpreta artística y espiritualmente, es
nuestro presente con Dios y con la música que es nuestro medio de expresión. Sigue
sonando a rock argentino, sigue sonando a Kyosko, pero cada disco es una vuelta de
página y este nuevo escalón nos abraza ya que interpreta nuestro crecimiento, gusto
y presente musical”.
Una portada tan intrincada y llena de simbologías hace pensar que nos encontramos
ante un disco, cuanto menos, imprevisible. ¿Qué hay al apretar el botoncito de
‘‘play’’?
‘‘El disco habla de la universalidad del amor de Dios, de ese idioma que hasta los
sordos pueden entender, de la verdadera expresión del evangelio, lo que nos
identifica como hijos de Dios ante el mundo, “el Amor”. No se trata de palabras ni
de limosnas, sino de acción. Así lo hizo Jesús y sabemos que amar a Dios es
imitarle.
Artísticamente es un disco con un crecimiento coherente con Kyosko, con una búsqueda
de audio que nos proyecta hacia delante. No sé cuanto tiempo Dios decidirá que
Kyosko exista, pero me entusiasma pensar en lo que puede venir.’’
Si hablamos del nivel compositivo de las canciones de Kyosko, sabemos que tenemos
que agudizar nuestro ingenio en más de una ocasión. Aunque Liendo lo desmienta,
convengamos que frases como ‘‘Guarda penas de cajón, un mendigo de reloj…’’, no se
encuentran en todas las canciones, y hasta algunos, seguramente, se preguntarán
quién es ‘‘Sherina’’ o quién es el ‘‘Javier que no da más y quiere abandonar’’. ‘‘
“‘Guarda penas de cajón’, habla de aquel que tiene penas guardadas desde tiempo y
que nunca logra sanar, que no sabe cómo sanarlas, por eso siempre están ahí. ‘Un
mendigo de reloj’, habla de los que esperan siempre por alguien, mirando el reloj
rogando que alguien venga a salvarlo de su soledad, de su dolor.
‘Sherina’ significa ‘canción de Dios’ y a la vez es el nombre de una hermana puesta
en prisión en su luna de miel por anunciar el evangelio del amor de Dios en un país
comunista, y esto es de un año atrás. Oramos mucho por ella.
Creéme, me alimento de personas como Sherina, son de inspiración para mí. Doy
gracias a Dios por esas vidas.’’
El que me conoce dirá que no me conformo con nada: primero, protesto por la falta de
contenido que existe en muchas de las canciones que escuchamos hoy día, y acá,
Fabián se convierte en mi blanco de dardos por hacer letras demasiado pensadas. ¿Se
puede vivir en los extremos? ¿No existe el riesgo de que el pibe común, en un
concierto, no capte lo querés decir con una canción?
‘‘Hasta ahora todo indica que la gente entiende y muy bien el mensaje de Kyosko. Si
pensara como lo planteas, tal vez, debería cuestionar a David con sus Salmos tan
rebuscados como ’Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la
obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara
sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió
su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras’. ¿Quién lo entiende? ¿Está loco?
¡NO!, es poesía, poesía Santa, pura, inspirada por Dios. Y, por supuesto, qué podría
decir de las parábolas de Jesús… no tengo palabras para tanta belleza.
La negación a la expresión artística, por más que lo neguemos, sigue anidado en
nuestro subconsciente. Es necesario involucrarnos y ser relevantes, en la medida de
lo posible, para la cultura social, para toda la gente y una de las tantas cosas a
tener en cuenta en este camino es la de no menospreciar la capacidad de comprensión
de nuestra gente. Por último, un dato no menor, Dios es el que inspira a sus hijos,
o por lo menos es lo que debería ser.’’
Y así, con esa paciencia oriental (tal como fue descrito este samurai del rock
cristiano por la revista Anfibia), Fabián sabe armarse de los términos adecuados
para mandarnos a guardar cualquier preconcepto en torno a sus canciones, a su banda,
y a su persona.
Por último, nos adentramos en lo que será la presentación de ‘‘Universo 4’’ en The
Roxy, el 26 de abril próximo.
‘‘Estamos muy entusiasmados con la presentación de “Universo 4”, va a ser gigante
para nosotros, tiene una carga espiritual muy importante y esperamos expresarlo en
lo artístico y en lo espiritual. Estuvimos todo este tiempo guardando este concepto
para destaparlo el 26 de abril, que es la presentación oficial, nada fácil.
Estamos trabajando mucho, hay un equipo de gente que está trabajando para que esta
presentación nos aplaste a nosotros mismos y si eso pasa sabemos que todos los que
participen esa noche van a poder vivir y descifrar lo que Dios quiere decir con
“Universo 4”. Va a ser una fiesta. Deseo que llegue esa noche de 26 de abril lo
antes posible.’’
Entrevista publicada en La Batea Magazine # 12, marzo de 2008.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. grandiosa nota. me encnta que esa inspiración divina de Dios esté en los corazones de sus hijos. Dios bendiga aun mas esta banda y el resto de lasbandas musicales cristiana. 🙂