Mp3 del artista Wilder Lopez

wilder.JPGUna mañana muy calurosa, empezó su entrenamiento en el ministerio, cuando Wilder tenia 19 años, él le dijo a su pastor: “podría tocar con usted mire que yo he estudiado música y toco el contrabajo y usted necesita un bajista” el esperaba que su pastor le dijera: “milagro de DIOS! si lo necesito!” Pero la respuesta que el pastor le dió fue: NO ME INTERESA TU MÚSICA O QUE INSTRUMENTO TOCAS, LO QUE ME INTERESA ES TU VIDA, TU CARACTER.
Se le cruzó el pensamiento de no ir nunca más a la iglesia, pero en el trayecto hacia su casa el Espíritu Santo empezó su trabajo, primero con su corazón. El Espíritu le decía: “el pastor tiene mucha razón, él te ama y quiere formarte como un hombre de DIOS, no como un simple músico, él quiere formar tu carácter”.
Al siguiente día estaba temprano en la iglesia, empezó el entrenamiento… primero fue limpiando la iglesia, el baño, evangelizmo, después de tres años el pastor le dijo: “Wilder ahora si estas preparado para colocar las filminas y usar el retro proyector” y recién después de un año más el pastor le dijo ahora si puedes, ahora vas a cantar y a ministrar.
De regreso a su casa DIOS le habló, le dijo lo que estaba haciendo con él: “YO ESTOY PONIENDO IDENTIDAD DE HIJO EN TI Y FORMANDO TU CARACTER”
Y bueno… así empezó su ministerio, con humildad y con un caracter bien formado.
No te pierdas de escuchar su música, también puedes descargar sus temas totalmente gratis desde aqui>> 

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. desearia que ustedes me enviaran musica y predicas en mp3 para poderlas emitir a traves de una radio coumnitaria en la ciudad de Tranqueras en la cual soy el operador y el Pastor a cargo de la misma es LUIS ALBERTO BISIO PEREZ y el esta de acuerdo y me ha autorizado a pasar predicas que edifiquen el alma y el sspiritu desde ya muy agradecidos y que DIOS LOS CONTINUE BENDICIENDO