19 de Marzo – Celular

“Porque recta es la Palabra de Dios, Toda su obra es hecha con fidelidad.” Salmo 33:4
Celular
Hoy vivimos en una carrera continua por tener la última tecnología. Esto lo vemos sobre todo en los celulares. Hoy los chicos quieren tener el celular con radio, cámara de fotos, mp3, conexión a Internet y televisión. El que no lo tiene, se siente descalificado.
Los chicos viven con el celular en la mano, lo llevan al baño, al colegio, a la cancha de football. Se creo una dependencia tan grande que se angustian si no lo tienen. Como si fuera vital para seguir viviendo y respirando.
Me pregunto que pasaría si tratáramos a nuestra Biblia como a nuestro teléfono celular.
Si la lleváramos a todos lados en nuestro bolsillo o cartera.
Si nos regresaríamos a casa si se nos hubiera olvidado.
Si la revisaríamos varias veces al día.
Si la usaríamos para recibir mensajes de texto.
Si la tratáramos como si no pudiéramos vivir sin ella.
Si se la diéramos a los muchachos como regalo.
Si la usáramos mientras viajamos.
Si la usáramos en caso de emergencia.
Esto es para animarnos a preguntar: ¿Dónde esta mi Biblia ahora?
Una cosa más, a diferencia de nuestro teléfono celular no tenemos que preocuparnos por que nuestra Biblia sea desconectada, ¡porque Jesús ya pago la cuenta!
La Biblia esta eternamente cargada, nunca tiene que ser recargada. Lo que perdemos de vivir en obediencia a Dios no lo podemos compensar jamás.
De allí que la Palabra de Dios, la Biblia sea tan importante.
¿Por qué no seguir el consejo de hoy y darle más importancia que a tus aparatos tecnológicos?
Al fin de cuenta, lo que Dios ofrece ¡es eterno! Y no se desactualiza ni pasa de moda, ni hay que cambiarlo por un modelo mas moderno.
Lamentablemente hoy no tenemos la misma atracción por la Biblia. Y dentro de la gama de posibilidades, ya hay muchos que ni siquiera la leen. Ni que hablar de respetarla u obedecerla. Perdimos el interés por la Palabra de Dios, por eso es que la abandonamos.
Hoy Dios nos desafía a volver a leer, a volver a sentir pasión por leer la Biblia, a darle más atención que al celular, a darle un lugar de real importancia en la vida. tienes el tesoro más precioso en tus manos. ¡Valoralo!
REFLEXIÓN – La Biblia es mejor.

Artículos relacionados