30 de Marzo – Cargado


“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados que Yo os haré descansar.” Mateo 11:28 (RVR)
Cargado
De todas las palabras de Jesucristo, esta es una de las frases más conocidas por la humanidad. Esta invitación de Jesús es maravillosa. Es totalmente amplia y generosa, no tiene complicaciones y es una fuente de tranquilidad. Solo Cristo puede hacerte una oferta así.
No importa cuál sea el origen de tu problema, no importa cuál sea la consecuencia de tu problema. No importa quién seas, no importa cuántas veces hayas cometido el mismo error, Jesucristo igual te invita  a descansar.
En un tiempo donde la gran mayoría discrimina y segrega, Jesucristo no aleja a nadie. Él recibe a todos. Él te está esperando. Es singular el amor de Cristo. No se fija en tu estatura, ni en tu color de piel, ni en tu educación,  ni en tu bolsillo. Solo te ama y no espera nada a cambio.
Te podés sentir solo, triste o abandonado, podés estar enfermo o sin trabajo, podés tener un problema en tu familia, con tus amigos  o contigo mismo. No importa lo grave que pienses que es tu problema; hoy, una vez más, Jesucristo te invita a descansar. Y para que lo hagas, Él está dispuesto a llevar tu carga.
Recuerdo que hace algunos años me fui de campamento y cargué mucho mi mochila. Después de caminar varios kilómetros, el peso era insoportable. El momento de Mayo – r placer fue cuando llegamos al lugar para acampar y me saqué la mochila. Estaba libre del peso, estaba liviano, estaba mucho mejor.
Eso es justamente lo que Jesucristo te ofrece hoy. Él puede llevar tu mochila de problemas, solo hace falta que se la entregues. Te vas a seguir cansando inútilmente si te empeñas en cargar vos solo con tu problema.
Todo es más fácil si permitís que Cristo te ayude. Dejá de sufrir por tener que soportar tanto peso en tu espalda, liberate de la carga de tu problema, dejalo en manos de Jesús.
Si hoy es un día gris, no dejes pasar más tiempo. Dale tu carga al Señor Jesús y Él te va a hacer descansar. Quizá no desaparezca el problema pero te va a resultar más fácil vivir con él.
Solo en Jesús hay verdadero descanso. De decir esto jamás me canso.
REFLEXIÓN – No te cargues con peso, viajá liviano.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *