1 de Agosto – Características


Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.” 1 Samuel 22:2 (RVR)
Características
Es fácil conversar de un tema con el diario del lunes. Siempre es fácil criticar una decisión cuando terminó el problema. Lo complicado es elegir en el campo de batalla. Si uno lee la historia del rey David, uno de los más grandes reyes que tuvo el pueblo de Israel, se puede observar que tuvo una guardia de honor de seiscientos soldados. Una elite que cuidaba la integridad física del rey.
Eran hombres leales, valientes, escogidos, íntegros, seleccionados, especiales. Podríamos pensar que fueron elegidos de entre los miles de soldados del ejército consolidado de Israel, y que fueron probados en múltiples disciplinas y contiendas, antes de formar este grupo de elite. Es lo que pensaríamos leyendo el diario del lunes, con la historia del rey David durante los últimos años de su reinado. Me encanta la historia de David porque no nos oculta ninguna de sus miserias. Me alienta pensar que un hombre con esas características, fue considerado por Dios mismo como un hombre conforme al corazón de Dios. Este hombre tan especial, nos cuenta dónde consiguió a su grupo de elite.
Siendo David muy joven y apenas un soldado con poco prestigio, encendió la envidia del rey de turno y de ser un héroe por matar al gigante Goliat, se convirtió en un prófugo de la justicia y en un exiliado. ¡Durante 10 años se escondió del ejército del rey que lo buscaba para matarlo!
En este tiempo, nos cuenta Samuel que no anduvo solo. Se le pegaron a David una serie de hombres particulares. No eran profesionales, ni adinerados, ni exitosos, ni poderosos, ni de buen ánimo. Eran la lacra de la sociedad, los marginados, los perseguidos, los fracasados, los que no servían. Esos mismos seiscientos  que se juntaron con David a llorar sus penas y a esconderse de las patrullas del rey Saúl, son los mismos que muchos años más tarde pasaron a formar su grupo de elite.
¿Qué hace transformar a un grupo de fracasados en un grupo de elite? La Gracia de Dios y la influencia de un buen líder. Hay un lugar para vos en el Plan de Dios. No importa cómo te sientas, ni cómo te vean los demás. Si Dios pudo hacer esta transformación con estos hombres, también puede hacerla con vos.
REFLEXIÓN – Dios cambia tus características.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *