2 de Septiembre – Lugar

“El rey se sentó en su asiento como de costumbre, el asiento junto a la pared; entonces Jonatan se levanto, y Abner se sentó al lado de Saúl, pero el lugar de David estaba vacío.” 1 Samuel 20:25
Lugar
Había una fiesta a la que estaban invitados los principales siervos del rey Saúl. En días cuando la comida buena escaseaba, nadie se perdía una invitación a una fiesta. Mucho menos si el anfitrión era el mismo rey del país.
El problema para David era que el rey Saúl quería matarlo. Por eso no po día ir a la fiesta. Se estaba escondiendo donde podia. Pasaba hambre y frío. Le hubiera encantado a este joven soldado, ir a la fiesta, llenarse la panza con deliciosa comida y pasar una agradable noche en una linda cama, durmiendo cómodo y calentito.
Pero no po día hacerlo. Si pisaba el palacio, el rey iba a mandar matarlo. Así que David tomo una decisión inteligente. Prefirió perderse la fiesta y seguir con vida. Y la consecuencia fue que su asiento quedo vacío. Se noto la ausencia de David en la fiesta. No estuvo en la fiesta el rey.
Sus motivos fueron más que razonables, y estuvo bien que no fuera. Y mientras leía este pasaje, vino a mi mente, otra fiesta a la que estamos invitados. Es la fiesta del Rey. Un momento especial donde reencontrase con Jesucristo, en el símbolo del pan y el vino. Es la fiesta de la recordación. El momento que cada hijo de Dios se enfrenta con la cruz vacía de Cristo, para recordar su muerte y su gloriosa resurrección.
Es el momento más intimo con Dios, tanto que Cristo mismo le dijo a sus discípulos, en la ultima cena, lo mucho que había deseado compartir esa fiesta.
Pero a veces tu lugar esta vacío. No estuviste ayer, estabas muy cansado. En tu mente hay cientos de excusas valederas para haber faltado. Pero en la fiesta, tu lugar estaba vacío. Aunque hubiera muchos invitados, nadie puede ocupar tu lugar. Para el Rey, tu sitio solo es para vos. Nadie puede reemplazarte.
Algunos otros tal vez fueron, pero estaban presentes solo de cuerpo. Su mente estaba muy lejos, en otro lugar. Fueron para cumplir con la religión, pero no hubo adoración y deseo. Solo el formalismo de estar presente. Y eso tampoco sirve.
REFLEXIÓN – Tu lugar, ¿está vacío?

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles