21 de Abril -Amargo

“Tu maldad te castigara, tu infidelidad te recriminara. Ponte a pensar cuan malo y amargo es abandonar al Señor tu Dios y no sentir temor de mi, afirma el Señor, el Señor Todopoderoso.” Jeremias 2:19
Amargo
El limon es amargo. Cuando yo era chico, mi abuela siempre nos hacia jugo de naranja o de limon porque tenian vitaminas, y siempre le ponia azucar. Ella sabia que no nos gustaba tomar cosas amargas.
Uno intenta evitar las cosas amargas, le ponemos azucar al cafe, esquivamos a las personas amargas, evitamos los momentos amargos de la vida. Asumimos que la felicidad es lo opuesto a la amargura. Y tratamos de vivir de la manera mas alegre que podemos.
Con el objetivo de evitar los dias amargos, hacemos planes y actividades que nos llenen de alegria. Probamos cosas nuevas, amigos nuevos, salidas nuevas, experiencias nuevas, porque todos lo hacen. Los adolescentes y jovenes de hoy viven siempre al limite, buscando nuevas experiencias. Siempre buscan nuevas formas o maneras de divertirse, y si no sos parte del asunto, sos un amargo.
El discurso que hoy se escucha es que podemos hacer lo que deseemos, nadie nos puede limitar la libertad. Está bien emborracharse, ser infiel, desobedecer a los padres o a las autoridades, tener sexo, volver a cualquier hora de la madrugada, drogarse, romper las leyes o normas. Todo vale con tal de lograr algo de diversion, para evitar una vida amarga. Y a veces se nos pega esa idea.
Pero Jeremias nos trae a la realidad. Y nos invita a pensar en lo malo y amargo que es olvidarse de Dios, y dejar de obedecerle. Quizas te suene a discurso de abuelo pasado de moda, o de amargado reprimido que no supo disfrutar de la vida. Pero es el discurso de un hombre que encontró el sentido de la vida feliz. Y que descubrio la genial opcion que Dios da, de vivir una vida plena, divertida, placentera y original bajo los sus parametros.
Para evitar definitivamente la amargura de tu vida, la unica opcion logica es volver a Dios. Y actuar con respeto en lo que Dios manda. La vida que Dios te ofrece no es triste, es una vida abundante. Y para disfrutarla, tenes que seguir las normas que El te pone. Cualquier otra manera de vivir, a la corta o a la larga, te va a traer amargura.
REFLEXIÓN – No seas amargo, viví como Dios te pide.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles