25 de enero – Lecciones

“Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre” Santiago 3:13. (RVR)
 
Diez sencillas lecciones, inspiradas en la sabiduría de los contenidos de la Biblia, nos enseñan los secretos de una vida plena. Si las aprendes y las aplicas, serás sabio.
1.- Dios es el primero en la vida, porque el principio de la sabiduría es el temor a Dios. Él no es el último recurso cuando las cosas van mal, sino el primero para que todo salga bien.
2.- Dios te ha regalado un cuerpo. Te guste o lo odies, Dios te lo dio por el resto de tu vida Debés amarlo y convivir con él. No peleemos más con ese cuerpo, empezá a ser gradecido y a cuidarlo en la alimentación, la higiene y el vestido. No te olvides que es templo del Espíritu Santo.
3.- Estás inscripto en una universidad que sellama vida. Cada día, en esta escuela vas a tener la oportunidad de aprender nuevas lecciones. Te gusten ellas o no, son enseñanzas que hay que incorporar.
4.- Una lección se repite hasta que se aprende. Sólo cuando la hayas aprendido podrás pasar a la siguiente. No hay atajos, nos hay cursos gratis ni diplomas comprados. La Escuela de la vida es inclemente en esto.
5.- No hay errores, sólo aprendizaje. Crecimiento es un proceso que implica errores, pero en la vida y con Dios esos errores se convierten en lecciones. Todos aquellos que han logrado algo en la vida podrán decirnos cuántas veces antes se habían frustrado.
6.- El aprendizaje de lecciones es un proceso que no tiene fin. No existe parte de la vida que no las contenga. El curso dura toda la vida, sin vacaciones.
7.- Los otros son espejos para tu vida. No podés amar u odiar a alguien a menos que entiendas que eso es un reflejo de lo que amás u odiás en vos mismo. Todo vuelve.
8.- Hacé que tu vida crezca. Lo que tu hagas con las herramientas que Dios te dio determinará tu crecimiento, pero siempre es tu decisión.
9.- Allí no es mejor que aquí. Cuando tu allí haya llegado a ser tu aquí, simplemente obtendrás otro allí, que a su vez te parecerá mejor que tu aquí. Por lo tanto, disfrutá y sé fiel con tu aquí.
10.- Las respuestas están en la Palabra de Dios. Cuando las dudas te asalten y la confusión te rodee buscá las respuestas en la Biblia. Ella sigue siendo el manual del fabricante.
REFLEXIÓN – Aprendé bien.

Artículos relacionados