25 de Septiembre – Fiel

“Reconoce, por tanto, que el SEÑOR tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor a quienes lo aman y obedecen sus mandamientos.” Deuteronomio 7:9
Fiel
En un mes en Argentina vamos a votar para elegir a nuestro futuro presidente. Así que todos los candidatos están hablando en todos los programas de televisión y radio para presentar sus propuestas y hacer sus promesas. Ya a esta altura, todos sabemos que cualquiera sea quien gane, ninguno de los candidatos va a cumplir lo que prometió. No son dignos de confianza.
Tenemos derecho a desconfiar de ellos, porque fueron muchas las veces que prometieron y no cumplieron. Por eso nos cuesta creerles. Son como Pedro, el pastor del cuento. Que siempre hacia bromas diciendo que venía el lobo para comerse a las ovejas, y las personas del pueblo salían corriendo con palos para ahuyentarlo. Pero era mentira.
Hasta que un día, el lobo apareció de verdad, y Pedro muerto de miedo gritó hasta que se quedó sin voz. Nadie vino a ayudarlo, porque como había mentido tantas veces, ya nadie le creía. Había caído en el descrédito popular.
Frente a esta mala costumbre humana, Dios marca la diferencia. Dios es Fiel. Dios es el único que siempre cumple lo que promete. Siempre cumple su pacto, a través del tiempo. Las promesas de Dios no prescriben, su fidelidad no se oxida, no cambia según las modas. Dios es siempre fiel y manifiesta su perfecto amor, cumpliendo sus promesas.
Moisés les recuerda esta eterna verdad a los israelitas, antes de entrar en la tierra prometida y también a nosotros. Iban a venir días peligrosos, de batallas, de problemas, de guerras, de dudas, de miedos, pero Dios iba a seguir siendo fiel.
Tal vez hoy estás igual que esos israelitas, mirando para el futuro y desconfiando. Hay demasiados problemas, hay demasiada tristeza, hay demasiado desaliento. Y pensás que ya Dios no escucha, ya no ayuda, ya no atiene. Dios hoy te recuerda que Él sigue siendo Fiel.
A pesar de tus dudas, de tu agotamiento y cansancio, de tus temores, de tus enojos, de tus frustraciones, de las cosas que no comprendés, de las situaciones injustas que te tocan vivir, Dios sigue siendo Fiel. Él no cambia, Él es siempre igual de bueno.
Para tus problemas de hoy, Dios sigue siendo Fiel.
REFLEXIÓN – Es verdad.

Related Articles