27 de Julio – Rencor

“El que perdona la ofensa cultiva el amor, el que insiste en la ofensa divide a los amigos.” Proverbios 17:9

Rencor
Que fácil se rompe una relación entre personas. Cuesta mucho lograr una amistad duradera y confiable, pero es muy sencillo romperla. Lleva años armar una relación sólida, pero se puede destrozar en muy pocos minutos. Dice una canción: Muchos amigos se han perdido, por las palabras que han ofendido. No lastimes a Dios hablándoles mal, de un amigo jamás, jamás hables mal.
Pero esto es una utopia, porque en la vida cotidiana, a diario, decimos cosas que lastiman, palabras que Son heridas en el alma, que muy pocos pueden llegar a ver, pero que nos acompañan toda la vida. Heridas que siempre duelen, no importa los años que pasen.
Porque más allá de las disculpas que damos, después de cada insulto, nadie puede borrar lo que se dijo. Lo dicho, dicho esta, y nadie puede cambiar eso. Aunque queramos excusarnos diciendo que fue un momento de locura, que no pensábamos lo que decíamos, cada palabra que decimos, es producto de lo que pensamos.
El problema es que hacemos con este enojo que sentimos por la ofensa recibida. Muchas veces mantenemos la enemistad y el enojo por años. Pero el rencoroso tiene una vida muy infeliz.
Por eso el hombre más sabio del mundo, nos deja esta perla para que aprendamos a vivir bien. Salomón nos alienta a cultivar el perdón. Por más grave y terrible que haya sido el insulto o la ofensa, nos alienta a perdonar. A dar por terminado el asunto y a dejar de lado el rencor. Y la única manera de hacerlo es a través del amor.
Pero nos cuesta mucho esto, y preferimos siempre alentar el rencor que tenemos por la ofensa recibida y buscamos aliados, comentamos lo sucedido y formamos bandos. Al insistir con la ofensa, creamos partidos y terminamos dividiendo a los amigos, algunos nos apoyan, otros no, y el resultado final es que nadie termina bien.
El amor, tal como lo practica Dios es siempre la única y mejor alternativa. Hoy es el momento de perdonar la ofensa, no importa cuan grave sea. El amor cubre multitud de faltas. Tense que decidir ahora, perdonar, aunque no se lo merezca, porque solo el amor, cura. De esa manera te amo Dios a vos.
REFLEXIÓN – Tu amor, debe reflejarse en perdón.

Related Articles