28 de Agosto -Patrimonio

“Yo ando por el camino de la justicia, para hacer que los que me aman hereden un patrimonio, y para que yo colme sus tesoros.” Proverbios 8:21
Patrimonio
Hay una revista americana, que revela quienes son los multimillonarios del momento. Son personas que tienen tanto dinero que su mayor interés es contarlo y ser el hombre más rico del mundo. Durante varios años, Bill Gate, el dueño de Microsoft fue el numero uno. Su patrimonio personal era el más grande de toda la tierra. En estos meses, Carlos Slim, el mexicano dueño de American Móvil, lo destronó. Logró en el último trimestre del 2007, superar la fortuna personal de Bill Gate y se corono como el hombre más rico del planeta.
Su patrimonio tiene demasiados ceros como para que lo pueda poner dentro de esta hoja. Es sin duda, alguien que no se preocupa como llegar a fin de mes, o quien mira los precios del supermercado para comprar bueno y barato. Tiene tanto dinero, que esta más allá de estos problemas cotidianos.
¡Quien pudiera tener tanta plata! ¡Las cosas que podríamos hacer con esa fortuna! Siempre soñamos con encontrar un tesoro así, pero siempre nos queda lejos. La realidad es que solo encontramos monedas en nuestros bolsillos. Y tenemos que ajustar nuestro presupuesto mensual para llegar a fin de mes.
No sobra demasiado y por lo general, siempre falta. Por eso soñamos poder vivir con dinero de sobra. Eso nos daría tranquilidad. Salomón sabía esto. Nunca había tenido necesidad, porque fue el hijo de un rey. Y cuando fue rey, multiplico la fortuna que había heredado.
Siempre su patrimonio fue abultado y generoso, y sabia lo bien que se siente uno con ese respaldo. Por eso puede repetir la idea y llevarla al plano espiritual. Dios es el Ser más Rico del universo, porque es el dueño de todo. Todo es de Dios, y en su generosidad, nos hizo herederos de su Reino y su Patrimonio.
¿Te gustaría ser el dueño del Glaciar Perito Moreno o de las Cataratas del Niágara? Está dentro de tu herencia. Es de Dios, y vos su heredero. La única condición que Dios pone es que le amemos. ¿Qué pediría Carlos Slim para hacerte heredero de su fortuna? Dios ofrece mucho más y siempre pide mucho menos.
Es muy fácil amar a Dios, y encima, tienes súper bendiciones por hacerlo.
REFLEXIÓN – Amar incrementa tu patrimonio.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles