12 de Febrero – Tiempo


“Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráelo contigo, porque me es útil para el ministerio.” 2 Timoteo 4:11 (RVR)
Tiempo
Hacía algunos años Pablo había salido como misionero por Asia Menor, con el judío Bernabé. Eran tiempos difíciles y peligrosos. En la aventura de predicar el evangelio, Bernabé lleva a su sobrino Marcos con ellos. Nos cuenta Lucas que en medio del viaje, Marcos dejó a Bernabé y Pablo y se volvió a su casa. Cuando están programando el segundo viaje misionero, Bernabé nuevamente le propone a Pablo llevar a Marcos. Pero Pablo se niega terminantemente. Tal fue la discusión, que se separaron y no volvieron a trabajar juntos. Cuenta Lucas que Bernabé se fue con Marcos, y Pablo con Silas.
No sabemos cuál fue el motivo del éxodo de Marcos. Quizá fue miedo, quizá extrañaba su casa, quizá era demasiada la responsabilidad o era muy cansador ir de ciudad en ciudad predicando.
Pero la realidad es que Marcos deserta. Seguramente Marcos estaría molesto y haciendo todo de mala gana. Eso habría provocado más de una pelea en el grupo. Bernabé intentaba conciliar y pacificar la situación. Hasta que finalmente la situación no dio para más y Marcos se volvió.
Quizá Marcos era muy inmaduro y eso provocó la pelea. Tras ese episodio desaparece de las páginas de la Biblia. Lo último que sabemos de él fue que salió con su tío.
Pasan muchos años y Pablo se encuentra en la cárcel en Roma. Falta muy poco para que lo maten cuando le escribe a Timoteo. Y entre las últimas palabras que se conocen de Pablo figura esta frase “Marcos me es útil para el ministerio”.
Aquel que se fue fracasado, hoy es una persona confiable. Muy posiblemente, tantos años al lado de Bernabé siendo tratado con cariño y paciencia cambiaron el carácter irresponsable de Marcos y lo transformaron en un paladín del evangelio.
Quizá Bernabé murió antes que Marcos terminara de cambiar y se convirtiera en un siervo útil para toda tarea. Pero Dios sí lo vio. Y es fiel en recompensar la obra de sus hijos.
No te desanimes por los fracasos de hoy, siempre va a haber un Marcos que necesita más dedicación y tiempo para ayudar. Pero los resultados pueden ser muy grandes.
REFLEXIÓN – Invertir tiempo en cristianos es promover la obra de Dios.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *