13 de Agosto – Mufa

“Pero ustedes no tendrán que intervenir en esta batalla. Simplemente, quédense quietos en sus puestos, para que vean la salvación que el Señor les dará. Habitantes de Judá y de Jesusalén, no tenga miedo ni se acobarden. Salgan mañana contra ellos, porque Yo, el Señor, estaré con ustedes.” 2 Crónicas 2:17
Mufa
Dicen que los viernes 13 son mufa, que son días en los que la mala suerte anda asechando y la gente anda con miedo. Si algo puede salir mal, el viernes 13 va a salir mal. Quizás no seas supersticioso, pero igual hay cosas que te dan miedo, te preocupa la mufa, tienes miedo del futuro, de los ladrones, de los problemas económicos, de no aprobar el examen, de ser rechazados por amigos, al fracaso, a la derrota, al dolor.
Ese era el miedo que tenían Josafat y sus hombres. Era un muy buen rey Josafat. Había servido responsablemente a Dios y había enseñado al pueblo a servirle. Había hecho las cosas bien, era poderoso, honesto, seguro, pacifico, Dios había prosperado su reinado.
Pero un día llega una noticia terrible. Viene un ejército enorme para invadir Judá. No tenían manera de vencer, todos tenían miedo. Y Josafat hace algo maravilloso. Junta al pueblo y oran a Dios, y le dejan su miedo al Dueño de todo.
Sabían que una guerra iba a dejar muertos, familias destruidas, hombres mutilados, y si eran derrotados, los sobrevivientes serian esclavos y perderían sus bienes. Y en lugar de buscar alianzas con pueblos vecinos, ellos simplemente oraron a Dios.
Porque confiaban que Dios es poderoso para vencer cualquier mufa, cualquier miedo. Y la respuesta de Dios no se hizo esperar. Había que ir a la batalla, pero tranquilos. Podían vencer el miedo, porque Dios estaba con ellos, y les daba confianza. Dios no iba a dejarlos solos.
Cuando fueron a la batalla, Dios ya había hecho el milagro, y el enorme ejercito enemigo, ya se había matado entre si. No había quedado ni uno vivo. Ellos no tuvieron que pelear. Dios había peleado por ellos.
Cada uno sabe cual es su miedo, o sus miedos. Por más terrible que sea la situación, por más difícil que sea el problema, por más peligroso que sea ese momento, no tengas miedo. No estas solo, Dios va a tu lado. Dios esta con vos, para darte confianza.
REFLEXIÓN – Dios rompe toda mufa, Dios es el antídoto al miedo.

Related Articles