24 de Junio – Cabala

“Entonces los filisteos derrotaron a los israelitas, los cuales huyeron en desbandada. La matanza fue terrible, pues de los israelitas cayeron treinta mil soldados de infantería. Además, fue capturada el arca de Dios.” 1 Samuel 4:10
Cabala
Argentina jugó en la Copa América del 2007 contra EE.UU. y el país esperaba que se gane la copa. La gran mayoría de los seguidores de la selección comenzaron con sus cabalas. La remera, el peinado, la pulserita, entrar a la cancha con el pie derecho, el lugar donde sentarse. Cabalas que suponen les va a garantizar el éxito del equipo en los partidos que juegue.
De alguna manera querían asegurarse el éxito. Esto no es un mal del siglo XXI, esta necesidad de asegurarse el futuro siempre estuvo presente en la mente del hombre. En los tiempos de Samuel, el pueblo de Israel vivia lejos de Dios. Si bien era un pueblo religioso, su corazon estaba muy lejos de obedecer y agradar a Dios.
Y cuando tuvieron que ir a la batalla contra los filisteos, quisieron asegurarse el triunfo. Asi que pensaron que lo mejor era llevar al campo de batalla el Arca de Dios, para que les diera suerte. El Arca representaba la presencia de Dios. Con semejante aliado, no habia derrota posible. Y la llevaron.
El resultado lo relata Samuel en este verso. A pesar del talismán,
ese dia, ademas de ser derrotados, murieron treinta mil hombres.
Parecia que no hubo una buena cabala, que no sirvio llevar el arca.
El talismán no habia servido.
Hoy tambien actuamos como aquellos israelitas, tratando de conseguir el favor de Dios usando alguna cabala. Llevamos la Biblia, cantamos alguna cancion, modificamos alguna actitud, simulamos ser más religiosos. Pero no resulta, el fracaso sigue golpeando las puertas de la vida.
Lo que ellos no comprendieron y nosotros a veces no queremos ver es que Dios no responde de manera instantánea, y según nuestros requerimientos. La respuesta de Dios no esta condicionada por nuestra religiosidad, sino por nuestro temor hacia su Persona.
No hay amuletos, ni talismanes que nos garanticen la bendicion de Dios. No hay patas de conejos o articulos sagrados que nos aseguren el éxito. Solo el temor a Dios, el respeto a Su Persona, puede garantizarnos la bendicion de Dios. Esa es tu unica cabala para el éxito. Dios no malcria hijos caprichosos.
REFLEXIÓN – Asegura tu futuro. Teme a Dios.

Artículos relacionados