25 de abril – Multiplica

“Pero la palabra de Dios seguía extendiéndose y difundiéndose.” Hechos 12:24 (NVI)
Después de haber perdido 18.000 contactos, que fue el trabajo realizado a lo largo de ocho años con DevocionalPC, además de los devocionales que había escrito (mi back up era Internet, supuestamente lo más seguro) dudé en comenzar de nuevo. En enero del 2001, fecha en que principió DevocionalPC, no había analizado en detalle las implicancias de ese ministerio.
Escribir un devocional cada día no es fácil. Se acaban las ideas, no siempre tenés ganas, el ánimo no es siempre el mismo. Y desde enero del 2001 hasta hoy, cada día escribo lo que envío. No tengo un back up de devocionales escritos para días de bajón o que no tenga ganas de escribir. Es una tarea diaria.
Las responsabilidades en los últimos ocho años se han incrementado sustancialmente: esposa y dos hijos (uno con parálisis cerebral); el trabajo full time, que cada vez exige más; las actividades y la carga de la iglesia que cada vez demanda un esfuerzo mayor, y la edad que no perdona. No soy el mismo de hace ocho años atrás. Estoy más cansado, pasaron demasiadas cosas en el medio.
Así que pensé que tal vez la desaparición del grupo era la respuesta de Dios para cerrar un ciclo. Dos mil quinientos devocionales enviados por mail, siete libros editados, llegué con los devos desde Argentina a los cinco continentes, es decir, en todo el mundo a muchísimos países, culturas y personas. Parecía suficiente. Y tal vez era el momento de cerrar esta puerta para abrir otra.
Pero Dios tenía otros planes para mi. Once años después de iniciar el ministerio y con once libros editados, Dios sigue manteniendo DevocionalPC en internet y en el papel. Los grupos de yahoo y de facebook siguen creciendo y Dios abre puertas para la venta de los libros. No es vanagloria, porque todo lo hecho es exclusivamente por la Gracia y la Misericordia de Dios.
Es muy posible que siga habiendo pérdidas y problemas, nadie está exento de esto. Pero Dios nos llamó para que su Palabra fuera difundida y muchos conocieran a Jesucristo. Podría haber resultado más sencillo abandonar la tarea, pero no es lo que Dios quiso. Hoy DevocionalPC sigue creciendo. Con tu ayuda, al difundir este grupo, pronto recuperaremos las 18.000 direcciones perdidas y superaremos ese número.
La Palabra de Dios debe continuar siendo difundida, e Internet es un lugar maravilloso para hacerlo.
REFLEXIÓN – Internet multiplica.

Related Articles