30 de Diciembre – Constante

“Les dije: Yo soy el Señor tu Dios, no adoren a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitan. Pero ustedes no me obedecieron.” Jueces 6:10
Constante
Hay una constante en la conducta de todo ser humano. Siempre nos gusta hacer lo que esta prohibido. A pesar de saber que la prohibicion es para nuestro bien, igual nos empeñamos en llevar la contra. Y lo que es peor, lo más probable es que volvamos a hacerlo. Y nos quememos de vuelta. El hombre siempre ha sido muy tonto en este aspecto de su vida, y no es un mal del siglo XXI. El pueblo de Israel nos muestra lo tonto que es ser cabeza dura y lo complicado de las consecuencias.
Dios había sido extremadamente claro. El es un Dios celoso, y no deseaba compartir con nadie ese lugar. Dios debe ser el único. Pero el pueblo se olvidaba, y hacia lo que estaba prohibido. Durante el mandato de Moisés y de Josue, con altibajos, con buenas y malas, el pueblo había mantenido cierta fidelidad a Dios. Durante los años del desierto, y durante la conquista de la tierra prometida, viendo las maravillas que Dios hacia a diario, se motivaban para no desobedecer a Dios.
Pero el libro de los jueces nos cuenta lo patético de un pueblo sin memoria, que estaba fascinado por hacer lo que Dios le prohibía. No podían adorar a los dioses de mentira que tenían los pueblos de la tierra que habitaban.
Y es terrible la frase que Dios deja en Jueces: Pero ustedes no me obedecieron.
Y las consecuencias quedaron a la vista. Sufrimiento, hambre, destruccion, derrotas, robos, muerte. El pueblo vivia de esclavitud en esclavitud. Y cada vez que Dios los salvaba con un juez, al tiempo volvian a olvidarse de Dios. Parecia un juego, pero no lo era. Era la conducta inmadura y tonta de un pueblo que no enten día nada.
Y esto deberia hacerte pensar en tu vida. Y revisar que es lo que diria Dios de tu conducta. Revisar cuantas veces te quemas con el mismo fuego, cuantas veces repetis el mismo error. Y empezar a cambiar. Dios se entristece muchisimo cada vez que elegis desobedecerlo. El no se merece un trato asi. Dios se merece tu devocion y obediencia, merece tu conducta ejemplar, tu mejor vocabulario, tus mejores pensamientos.
Que hoy puedas cambiar, y empezar a vivir de tal manera que Dios pueda estar orgulloso de vos.
REFLEXIÓN ¿Que piensa Dios de vos?

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles