16 de agosto – Perseguir

Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús.” 2 Timoteo 3:12 (NVI)
MILITAR EVANGÉLICO SANCIONADO
POR NO PARTICIPAR EN MISA CATÓLICA.
“ASUNCION – PARAGUAY 16-08-09: Desde el día viernes 14 de agosto un oficial militar se encuentra arrestado por 48 horas, como represalia por no haber participado con su esposa de una Misa Católica, situación que atenta contra los derechos humanos dentro del marco de las actividades castrenses.
Existen gran cantidad oficiales y suboficiales que son arreados con sus esposas para asistir en forma obligatoria a celebraciones de la confesión católica. “Por que la orden se cumple y no se delibera”.
Las Fuerzas Públicas (Militares y de Policía) se toman como un cuerpo homogéneo en su credo, existiendo una predominancia absoluta de la confesión Católica, violando el Art. 24º de la Constitución que protege la libertad religiosa, la de culto y la ideológica, como también acuerdos internacionales ratificados por nuestro país y el Pacto de San José de Costa Rica, Art. 18 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas.
Lastimosamente sigue vigente en Paraguay una Religión Oficial, la católica, que mediante una Orden Superior se impone a los miembros ateos o de otras confesiones religiosas y a sus esposas. El nuevo caso de arresto de un oficial del ejército forma parte de una larga lista de mal trato a los derechos fundamentales del hombre. En la actualidad, el Presidente de la República con su lema «Paraguay para todos», ha dejado ver, sin embargo, que los evangélicos son excluidos de todo programa de decisión política.”
Parece mentira que en pleno siglo XXI, cuando los derechos humanos sobresalen como un tema prioritario en todas las agendas gubernamentales del continente, se lean noticias como éstas. Pero ya estaba profetizado. Dios siempre ha sido muy claro, y jamás ocultó las consecuencias de serle fiel.
Tal vez en tu ciudad no pase esto, y si es así, ¡agradecele mucho a Dios por la libertad que tenés! Lo menos que podés hacer es clamar por nuestros hermanos que están sufriendo persecución por el Nombre de Jesucristo. Pero, si te toca a vos hoy ser perseguido, y estás sufriendo, Dios hoy vuelve a decirte que vale la pena padecer por Su Nombre. Él padeció mucho más por salvarte.
Esta noticia nos debe hacer reflexionar, para sacudir nuestra indiferencia y nuestro conformismo. Mientras en Paraguay y en otros lugares del mundo están padeciendo por ser cristianos, tal vez acá, vos y yo, estamos siendo indiferentes al llamado de Dios.
REFLEXIÓN  Dios te está llamando.

Related Articles